Nacional

Director de Fonatur ve "absurdas" las acusaciones por filtración de agua del río Grijalva

El gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, aseguró que el Parque Lineal en el malecón de Villahermosa fue un proyecto "criminal", por permitir la filtración del río Grijalva hacia el centro de la ciudad.
miércoles, 11 de noviembre de 2020

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- Rogelio Jiménez Pons, director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y encargado del proyecto Tren Maya, se desmarcó de la acusación del gobernador Adán Augusto López Hernández, quien dijo que el Parque Lineal en el malecón de esta ciudad fue un proyecto “criminal”, por permitir la filtración del río Grijalva hacia el centro de la Ciudad.

Desde el sábado 7, las aguas del río Grijalva empezaron a filtrarse por el malecón Carlos Alberto Madrazo hacia el centro de Villahermosa, en un tramo de 400 metros donde se construyó el Parque Lineal, un proyecto deportivo, de entretenimiento y juegos infantiles, paralelo al muro de contención que se levantó en el malecón tras la histórica inundación de 2007 en el centro de la ciudad.

El Parque Lineal lo construyó el municipio de Centro, cabecera de Villahermosa, en 2017, siendo alcalde el perredista Gerardo Gaudiano Rovirosa, quien al año siguiente –2018-- fue candidato a la gubernatura y perdió ante el ahora gobernador morenista Adán Augusto López Hernández.

En julio de 2017, Gaudiano Rovirosa anunció que el proyecto lo había hecho su asesor en obras públicas, el arquitecto Rogelio Jiménez Pons, y que su costo se estimaba entre 20 y 22 millones de pesos.

Ahora, con las inundaciones, por las estructuras del Parque Lineal se filtró el agua del río Grijalva y el gobernador Adán Augusto estalló:

“¡Es un crimen lo que hicieron con ese armatoste! En lugar de ponerle juntas o sellar, le pusieron unicel, ¿así cómo va a aguantar?, la estructura está dañada, ¡son unos criminales los del proyectito ese!”, acusó.

--¿Se va a reparar la obra, gobernador? --se le preguntó.

--No sabemos, lo vamos a ver después…hicieron una plataforma a la que le pusieron unicel, eso es contrario a todas las reglas de construcción –respondió.

--¿Podría haber responsabilidades?

--Eso lo vamos a ver después.

La prensa relacionó el proyecto con el arquitecto Jiménez Pons y le atribuyó responsabilidad en la filtración del río Grijalva.

A través de una nota aclaratoria, en papel membretado de Fonatur, el director de la institución tachó de “absurdas” las acusaciones y denunció intereses “mezquinos” en su contra.

Aclaró que cuando se inició la construcción del Parque Lineal ya no era asesor del alcalde Gerardo Gaudiano Rovirosa -- nieto el ex gobernador Leandro Rovirosa Wade-- y que su partición consistió en elaborar un anteproyecto, no desarrolló el proyecto ejecutivo, y “todavía menos la ingeniería a detalles”.

Explicó que la losa principal y el muro del parque ya estaban construidos desde el gobierno priista de Andrés Granier Melo (2007-2012) y que lo que se hizo en aquel momento “fue quitarle el segundo piso y las techumbres, así como las columnas sobresalientes del nivel de la losa principal con el fin de dejar un solo nivel”.

También se quitaron por completo partes de la losa principal y columnas de un par de entre ejes que salían hacia el río, añadió.

Asimismo, para recibir el talud jardinado, abundó, “se hizo un segundo muro de 150 metros paralelo al muro de contención construido por la Conagua, el cual se dejó intacto”.

Explicó: “De acuerdo con un procedimiento constructivo convencional, se rellenó con unicel el espacio entre ambos muros para aislar, evitar el contacto y no permitir que se acumulen animales o basura”.

Y refirió que la obra del Parque Lineal, desde el punto de vista estructural, “es superficial o cosmética” y por lo tanto “es inaceptable y mezquino que un periódico se atreva a hacer señalamientos infundados a mi persona sin realizar una investigación seria o verificar los datos de todas las partes antes de publicar”.

Finalmente, advirtió que no permitirá “calumnias que interfieran con la colaboración que mantengo con el gobernador Adán Augusto López Hernández”.

Saqueo de Tabasco 2000

El arquitecto Jiménez Pons se ha visto envuelto en denuncias de corrupción, particularmente cuando fungió como vocal ejecutivo de la Comisión para el Desarrollo Urbano de Tabasco 2000 (Codeutab-2000) de Villahermosa, durante el sexenio del ingeniero Leandro Rovirosa Wade (1977-1982).

El 3 de enero de 1984, en su columna “Los Intocables”, del diario Excélsior, el ya fallecido periodista José Luis Mejías publicó con el título “Tabasco 2000” un pre informe del Departamento de Auditoría Interna de la Secretaría de Finanzas del gobierno de Enrique González Pedrero, sucesor de Rovirosa Wade.

Según la publicación, la Codeutab-2000 fue un millonario desarrollo urbanístico de viviendas, Club Campestre, parques y centros comerciales sobre el viejo aeropuerto de Villahermosa --la zona más exclusiva de la ciudad--, obras cumbre que habrían de “inmortalizar” a Rovirosa Wade, abuelo del exalcalde Gaudiano Rovirosa.

El pre informe destaca que al solicitársele al arquitecto Jiménez Pons los registros contables, estados financieros, libros auxiliares de cajas y bancos que reflejaran los movimientos de ingresos y egresos de la Codeutab-2000, respondió que “por la premura del tiempo en que se organizó la Comisión no se implantó un sistema contable y administrativo adecuado a las necesidades”.

La Codeutab-2000 realizó más de 20 proyectos de obras, de los cuales los auditores encontraron que no se llevó “contabilidad auxiliar por cada uno ni global, motivo que origina la imposibilidad de tener una base parta auditar el monto que se destinó para cada obra, por lo que nos concretamos a efectuar pruebas selectivas”.

En lo que respecta a la venta de terrenos, departamentos habitacionales, acciones y locales comerciales, “no se llevó un control detallado y por separado de cada una de las zonas, originando así que el responsable del Departamento de Ventas no haya dado una información completa”.

Sobre la administración de fondos y valores, Jiménez Pons proporcionó “pólizas de cheques, sin respaldo de comprobantes de gastos, talones de cheques y estados de cuentas mensuales, en forma desorganizada”, aunque en las revisiones “fueron apareciendo cuentas de cheques y cuentas de valores de los que no informó de su existencia el C. Arq. Rogelio Jiménez Pons”.

En relación con el manejo financiero, los auditores destacan que de mil 609.4 millones de pesos de la cuenta de valores 088-308218, del Multibanco Comermex, el entonces director administrativo de la Codeutab-2000, Carlos Madrazo Cadena, “retiró en efectivo mil millones de pesos, de los cuales no se pudo comprobar su destino y por tal motivo se da como faltante”.

En la cuenta de cheques número 01-11064-2 del Banco Internacional se registraron ingresos por 929.2 millones de pesos, pero al hacer la revisión sólo se encontró con un saldo de 1.5 millones.

Los auditores se entrevistaron con el contralor de esa época para corroborar si en actas de entrega se tomó en consideración esta cuenta bancaria, y tras la revisión de archivos no se encontraron documentos al respecto, tampoco se reportó a la Secretaría de Finanzas.

“Como es obvio, nos encontramos en la imposibilidad de determinar el uso que se le dieron a los 929.2 millones de pesos, cantidad que se da como faltante por no haberse ingresado a la caja general de la Secretaría de Finanzas”, reportaron los auditores.

En el pre informe se citan otros presuntos desvíos en cuentas bancarias de la Codeutab-2000, manejadas por Madrazo Cadena, ahora prominente empresario, “primo” del exgobernador Roberto Madrazo, como siempre se ostenta.

“Tabasco 2000, si alguna vez inmortaliza al gobernador Rovirosa Wade, será como ejemplo de corrupción, despilfarro, mala administración y enriquecimiento ilícito, ya que se convirtió en una pústula que suelta podredumbre por donde quiera que se le toque”, comentó el columnista José Luis Mejía.