Nacional

Emboscan a brigada de ayuda humanitaria en Chiapas; hieren a activista religiosa

La Diócesis de San Cristóbal de las casas condenó al ataque perpetrado presuntamente por un grupo civil de corte paramilitar de Chenalhó, denunciado por organizaciones no gubernamentales.
jueves, 19 de noviembre de 2020

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis, (apro).- La Diócesis de San Cristóbal de Las Casas condenó hoy y reprobó enérgicamente la emboscada por parte de un grupo civil de corte paramilitar de Chenalhó a una brigada de ayuda humanitaria en Aldama, donde resultó herida de bala una activista y religiosa, por lo que urgió a una solución urgente al conflicto que viven ambas comunidades por una disputa agraria.

El obispo Rodrigo Aguilar Martínez y su obispo auxiliar Luis Manuel López Alfaro se pronunciaron hoy en contra del ataque a tiros del que fueran víctimas ayer miércoles miembros de la organización Cáritas de San Cristóbal de Las Casas y del Fideicomiso para la Salud de los Niños Indígenas de México (Fisanim).

En el ataque armado proveniente del Sector Santa Martha de Chenalhó fue herida de gravedad la religiosa María Isabel Hernández Rea, congregada de las Hermanas Dominicas de la Reina del Santo Rosario y agente pastoral de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas.

Ambos obispos, así como la secretaria canciller de la Diócesis, María Reyes Sarao, y el vicario de Justicia y Paz, Jose Luis Bezares Selva, demandaron al gobierno en sus tres niveles el desarme de los grupos civiles armados o paramilitares en la región y sobre todo se solucione el conflicto de fondo para evitar más derramamiento de sangre en la zona y más muertos.

Señalaron que la pasividad de los actores políticos responsables de resolver el conflicto ha propiciado que la violencia escale a diario entre Chenalhó y sus disparos hacia Aldama, lo que ha dejado ya una estela de muertos, heridos y huérfanos.

Reprobaron el ataque civil armado y pidieron castigo a los responsables intelectuales y materiales de este ataque y todos los que se han estado perpetrando en la zona sin que ninguna autoridad ponga freno a ello hasta ahora.

Pidieron además garantías de seguridad para todas y cada una de las personas y sobre todo las brigadas de ayuda humanitaria que están llegando a dejar alimentos a los miles de indígenas que viven una situación de precariedad y alta pobreza.

El dolor que nos produce el ataque padecido por Cu00e1ritas San Cristu00f3bal y el Fideo al ser agredidos a balazos despuu00e9s de...

Posted by Fideicomiso para la Salud de los Niu00f1os Indu00edgenas de Mu00e9xico, A.C. Fisanim on Wednesday, November 18, 2020

El ataque

Una brigada de ayuda humanitaria conformada por dos organismos no gubernamentales, que entregaba alimentos a familias desplazadas forzadas, fue atacada a tiros este miércoles por un grupo civil armado de corte paramilitar procedente de Chenalhó, donde resultó herida de bala la activista y religiosa.

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba) dio a conocer que con armas de alto calibre fue herida en la pierna derecha la religiosa María Isabel Hernández Rea, alrededor de las 12:39 horas aproximadamente.

El Frayba recibió información urgente por parte de la Comisión Permanente de los 115 Comuneros y Desplazados de Aldama "de ataques armados a la comunidad de Tabak, desde las 8:34 hrs, del día de hoy, 18 de noviembre de 2020, procedentes de los puntos de Tojtik, Telesecundaria y Telemax, en Chenalhó."

"Esta fue una acción criminal, no habíamos podido acercarnos a llevarles tan necesitado alimento, la gente está en una situación de emergencia alimentaria porque los balazos son diarios en esta comunidad y en todos los de Aldama.

“Debemos unir fuerzas e indignaciones para que esta situación se detenga ya”, dijeron miembros de Fisanim, una fundación de la activista y actriz Ofelia Medina.

La activista herida, María Isabel, tiene 52 años de edad, pertenece a la congregación de las Hermanas Dominicas de la Reina del Santo Rosario y colabora en la Parroquia de San Andrés Larráinzar, integrante de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas.

Su trabajo pastoral con las comunidades de Pueblos Originarios se ha caracterizado por su labor social y profética, construyendo puentes de diálogo y de paz, pero también denunciando las injusticias que viven las familias tsotsiles desplazadas forzadas de Aldama.

El Frayba dijo que los gobiernos estatal de Rutilio Escandón Cadenas y el federal de Andrés Manuel López Obrador “han sido omisos ante los constantes llamamientos para cesar las agresiones armadas a comunidades del Pueblo Maya Tsotsil de Aldama, las cuales sobreviven al asedio que incrementa la crisis de derechos humanos, especialmente la alimentaria y de salud”.

El Frayba condenó este ataque y responsabilizó de estos hechos al Estado mexicano por no garantizar la seguridad e integridad de las y los agentes de pastoral, de las organizaciones de la sociedad civil y de periodistas que ingresan, documentan, visibilizan la violencia y acompañan a las comunidades en desplazamiento forzado.

“Exigimos al Estado mexicano desarmar y desarticular a los grupos civiles armados de corte paramilitar de Chenalhó, responsables directos de los ataques armados que han provocado desplazamientos forzados en la región Altos de Chiapas y que ponen en riesgo la vida de quienes proporcionan ayuda humanitaria a la población”, dijo el Frayba.

Entre Santa Martha, Chenalhó y las comunidades de Aldama existe una disputa agraria de 60 hectáreas de tierras, que no han querido ceder los segundos ante los primeros que las reclaman como suyas.