Nacional

El 2020 se acaba y el gobierno de Colima sigue sin pagarle al Centro de Apoyo a la Mujer

Aunque el Congreso de Colima aprobó recursos para el Centro de Apoyo a la Mujer (CAM), el gobierno de Colima no ha realizado las transferencias
sábado, 21 de noviembre de 2020

COLIMA, Col. (proceso.com.mx).– A unas semanas de que concluya 2020, el gobierno del estado no ha transferido al Centro de Apoyo a la Mujer (CAM) “Griselda Álvarez” A.C. el presupuesto aprobado por el Congreso local para el presente año, informó la presidenta del organismo, Socorro Arce García.

Esta situación, dijo, ha afectado directamente a las trabajadoras, quienes sin cobrar sus salarios “continúan laborando en la prevención y atención de la violencia, que se ha recrudecido en esta aciaga época de la pandemia”.

Originalmente, los legisladores habían aprobado un monto de 1 millón 600 mil pesos para el CAM, pero “al no recibirlo, con la intervención del Congreso se aprobó la mitad, se firmó un convenio para entregar los recursos, pero no se han recibido. Hubo dos cheques entregados, pero eran adeudos del año 2019. Todo se debía ya”, expuso Arce García.

Fundado en 1983, durante el sexenio de la gobernadora Griselda Álvarez Ponce de León, el CAM es una institución pionera en el país en la prevención, atención y visibilización de la violencia de género.

“Es un orgullo que las autoridades debieran sentir, especialmente porque apoyarlo fortalece la posibilidad de abatir y prevenir la violencia contra las mujeres. No quiero imaginarme a Colima sin el CAM, porque los números de los feminicidios en el país y en nuestra entidad van en aumento agudizados por la pandemia”.

La dirigente del organismo señaló que el gobierno estatal no ha ofrecido una explicación sobre la falta de entrega del presupuesto al organismo. “Existe un absoluto silencio, se han enviado varios oficios, pero no hay respuestas. Extraoficialmente sabemos que no hay dinero”.

Entre las gestiones realizadas hasta ahora, señaló, “se ha buscado al secretario de Gobierno, al de Finanzas, al gobernador (yo personalmente he solicitado audiencia, supongo que al mencionar el asunto, prefieren decir que la agenda está llena). El actual secretario de Gobierno dijo que no estaba en sus manos, al de Finanzas no lo hemos podido contactar. Oficios y más oficios y total mutismo de las autoridades”.

La situación del CAM, refirió, “se ha agudizado por el silencio, por la falta de explicaciones, por la zozobra que va con la angustia económica. Se ha hecho todo lo posible: trámites, oficios, ir de oficina en oficina, búsqueda de apoyo en las comisiones pertinentes del Congreso, etcétera”.

Aclaró que el organismo necesita los recursos financieros permanentes porque tiene gastos fijos, además de que los servicios para las usuarias requieren atención, tiempo y profesionalismo.

Socorro Arce consideró que las autoridades deben coordinar esfuerzos con la sociedad civil, porque el gobierno solo no puede erradicar la violencia que, al contrario, se ha agudizado con este enclaustramiento.

“El CAM es necesario para las mujeres colimenses, porque a la par con otras instancias, trabaja contra la violencia y los feminicidios. Es muy lamentable ese primer lugar que tenemos en el país”.

Sin embargo, descartó que el CAM pudiera realizar alguna movilización de protesta ante la falta de cumplimiento presupuestal, pues “somos personas que preferimos el diálogo, las propuestas, las argumentaciones y damos resultados. Confiamos que las autoridades resolverán a favor de las mujeres”.

Arce García mencionó que hasta la fecha a ninguna organización de la sociedad civil le han entregado los recursos aprobados por el Congreso del Estado para 2020, a pesar de que existe una Ley de Fomento y Fortalecimiento a las Organizaciones de la Sociedad Civil.

Señaló que es muy importante que los recursos fluyan para seguir operando, porque no es posible seguir así.

“Desde la pasada Legislatura sacaron al CAM del rubro de transferencias del Presupuesto de Egresos, por supuesto que ha sido una real odisea desde hace tres años conseguir el financiamiento. Mi petición y la de mis compañeras trabajadoras del CAM, es que vuelva a formar parte de ese rubro y con el presupuesto anterior”, puntualizó.