Nacional

Profesores apoyan el despido de una colega que acompañó a alumnas en sus denuncias de acoso sexual

En un pronunciamiento público, firmado por 40 docentes de las licenciaturas en Administración Pública, Ciencias Empresariales, Informática y Derecho del campus Ixtepec, se cuestionó a los medios porque “no han informado de forma correcta la situación" por la que atraviesa el plantel
lunes, 23 de noviembre de 2020

OAXACA, Oax. (apro).- Profesores de la Universidad del Istmo (Unistmo), quienes callaron cuando alumnas denunciaron casos de violencia sexual en el campus de Ciudad Ixtepec, salieron en defensa de las autoridades del Sistema de Universidades del Estado de Oaxaca (Suneo) y justificaron el despido de la profesora Virginia Ilescas Vela.

Además, hicieron “un llamado a la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca para que de forma imparcial y en apego a derecho, se lleven a cabo las indagatorias entre toda la comunidad estudiantil del campus Ixtepec, a fin de transparentar las acciones y no establecer falsos argumentos de que en nuestro campus prevalece la violencia hacia las mujeres”.

En un pronunciamiento público, firmado por 40 profesores de las licenciaturas en Administración Pública, Ciencias Empresariales, Informática y Derecho del campus Ixtepec, cuestionaron a los medios de comunicación porque “no han informado de forma correcta la situación por la que atraviesa la Universidad del Istmo”.

La semana pasada, el Suneo despidió a la profesora Virginia Ilescas Vela, quien contaba con medidas cautelares por el hostigamiento laboral que sufría tras dar acompañamiento a alumnas que denunciaron casos de violencia sexual en la Unistmo.

Desde 2019, alumnas de la licenciatura en Derecho y la maestría en Derecho de la Energía informaron a las profesoras Monserrat Sánchez Moreno y Virginia Ilescas Vela del hostigamiento y abuso sexual contra ellas por parte de tres profesores, así como de las amenazas de feminicidio por parte de un alumno de la misma carrera.

Las docentes dieron aviso a las autoridades académicas del campus Ixtepec, entre ellas al vicerrector académico, Israel Flores Sandoval; a la jefa de Carrera de la licenciatura en Derecho, Cora Silvia Bonilla Carreón, y al abogado general de la Unistmo, José Luis Ayala Álvarez, quienes se negaron a iniciar algún tipo de investigación.

Por el contrario, revictimizaron a las alumnas y emprendieron hostigamiento laboral y procedimientos administrativos ilegales contra las dos profesoras.

El pasado 8 de marzo, en el marco del Día Internacional de la Mujer, las estudiantes exigieron investigar los hechos y sancionar a los responsables.

En respuesta, “Hernán Castillo Villalobos, profesor de la licenciatura en Derecho, ha organizado a diversos grupos porriles dentro de la comunidad estudiantil para intimidar y violentar a las víctimas mediante conductas de acoso escolar”, según las víctimas.

Y los profesores señalados como agresores, con la anuencia del rector del Suneo, Modesto Seara Vázquez, iniciaron un nuevo procedimiento administrativo contra las profesoras, bajo el argumento de que la denuncia pública desprestigia la imagen de la institución educativa.

Con los imputados no pasó nada, por el contrario, a uno de ellos le asignaron una clase en condiciones normales.

La Red Nacional de Abogadas Indígenas se dio a la tarea de defender legalmente a las alumnas y a las profesoras que actuaron a favor de éstas. El pasado 10 de septiembre les dio acompañamiento ante el juez de Control de Juchitán, quien resolvió vincular a proceso a uno de los docentes señalados como agresores, por el delito de hostigamiento sexual.

Por su lado, la Defensoría manifestó su preocupación ante la determinación de la Unistmo de rescindir el contrato a la profesora Virginia Ilescas Vela.

Este lunes, una plantilla de profesores salió en defensa del Consejo Académico de la Universidad del Istmo y manifestó su apoyo a la decisión de ese órgano, “que es la máxima autoridad colegiada de nuestra Universidad y cuya actuación se conduce en cumplimiento de las normas de esta casa de estudios”.

Asimismo, resaltaron su “interés de que se conozca la verdad sobre lo acontecido en nuestra Universidad referente a la conducta y desempeño de profesores”.

También manifestaron su “apoyo solidario” a las estudiantes que han manifestado situaciones de acoso, “y al mismo tiempo hacemos la recomendación apremiante para que el Consejo Académico de la Universidad y los órganos judiciales resuelvan con prontitud y apego a derecho las denuncias que han presentado”.

Y negaron que en sus recintos existan grupos de porros para atemorizar a los estudiantes. “Nuestra Universidad es un espacio seguro y de sana convivencia. Además, a través de actividades culturales, recreativas y deportivas, fomentamos la inclusión, el respeto, la tolerancia, la no discriminación, entre otros valores de orden universal y progresivo”, recalcaron.

Comentarios