Nacional

Explosión de pirotecnia en puesto de tianguis en Celaya deja cinco lesionados, dos graves

El puesto estaba instalado desde la tarde en el tianguis ubicado a lo largo de las calles Ignacio Borunda y Manuel Orozco y Berra de la colonia Fovissste.
viernes, 27 de noviembre de 2020

CELAYA, Gto., (apro).-  El caos y el pánico se desataron al mismo tiempo entre vendedores y transeúntes en el tianguis nocturno de la colonia Fovissste, cuando en uno de los puestos de venta de pirotecnia algunos artículos estallaron, provocando lesiones graves a por lo menos dos adultos.

Otros tres menores sufrieron algunas heridas cuando echaron a correr al escuchar las explosiones de la pirotecnia.

El secretario de Seguridad Ciudadana de Celaya, el comisario Miguel Ángel Simental, confirmó que una mujer fue llevada al hospital en “código rojo”, con la posible amputación de las dos piernas, mientras que un hombre resultó herido en un ojo, por lo que también fue necesario trasladarlo a recibir atención médica.

El puesto estaba instalado desde la tarde en el tianguis ubicado a lo largo de las calles Ignacio Borunda y Manuel Orozco y Berra de la colonia Fovissste.

La venta transcurría con calma cuando, cerca de las 7:00 de la noche, se desataron los estallidos. Luces y chispas de la pirotécnica se esparcieron desde el puesto hacia su alrededor, mientras comerciantes y la gente que compraba corrían pidiendo ayuda.

Socorristas de Cruz Roja, Protección Civil y Bomberos acudieron para apagar los artificios y el conato de incendio, así como atender a los lesionados.

Inicialmente, se dijo que había sido el estallido de un transformador el que había alcanzado la pirotecnia del puesto y ocasionó la explosión de la misma.

Según la Secretaría de Seguridad, el tianguis había sido revisado por inspectores del gobierno municipal, del área de Fiscalización, quienes no reportaron novedades.

Además, el mismo jueves se aseguraron 20 kilos de pirotecnia en la comunidad de Rincón de Tamayo, luego de que se recibió una denuncia ciudadana de que se estaban vendiendo fuegos artificiales en el lugar.

En el municipio están prohibida la pirotecnia. El 26 de septiembre de 1999, una bodega que almacenaba pólvora y artificios de manera clandestina en la central de abastos se incendió a media mañana y en medio de un gran movimiento de personas en la zona, causando dos explosiones de gran magnitud en las que murieron al menos 72 personas y más de 300 sufrieron heridas de diversa gravedad.

Ese día es recordado como “el domingo negro”.

Comentarios