Nacional

Tabasco va por buen camino, pese a que se recibió "en ruinas": Adán Augusto López

Adán Augusto también resaltó los 2 mil 500 millones de pesos invertidos en equipar y adecuar hospitales para enfrentar la pandemia del covid-19.
lunes, 30 de noviembre de 2020

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El gobernador Adán Augusto López Hernández aseguró que, pese a recibir un estado “en ruinas, casi quebrado”, Tabasco va por buen camino, porque las cosas se hacen de mejor forma. 

El mandatario morenista regresó este día a la Cámara de Diputados para dar un mensaje y escuchar el posicionamiento de los partidos políticos con motivo de su segundo informe de gobierno, entregado al Congreso el pasado domingo 8, fecha en que se acordó posponer para hoy el mensaje, por las inundaciones en la entidad.

Durante más de una hora resaltó sus logros como primer gobierno morenista de la entidad y respondió cuestionamientos de diputados de todos los partidos políticos, con excepción de la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que no asistió porque consideraron anticonstitucional que el gobernador dividiera “en dos partes” su segundo informe.

Se concentró principalmente en la obra pública, en la que, dijo, se han invertido 5 mil millones de pesos en los últimos dos años, más que en los últimos dos sexenios, y 5 mil más que se tiene previsto gastar el próximo año.

Entre las obras destacó el distribuidor vial en la avenida Universidad y Adolfo Ruiz Cortines, que aliviará en parte el caótico tráfico en esta capital y costará menos de los 500 millones de pesos que el gobierno perredista de Arturo Núñez Jiménez gastó en la construcción del mercado José María Pino Suárez de esta ciudad.

 En sutil crítica a su antecesor, manifestó que, en vez de gastar en mercados, se debió terminar el hospital de Comalcalco, que tenía abandonado 14 años, o en la planta de aguas residuales de Emiliano Zapata, que cuando se inauguró, en 1983, sólo funcionó 30 días y hasta ahora se pudo construir una nueva.

Todo fue referencia a Núñez, cuyo gobierno, de acuerdo con la Auditoría Superior del Estado (Osfe), dejó un déficit financiero de más de 5 mil millones de pesos aún no solventados y sin ningún exfuncionario de alto nivel en la cárcel.

Adán Augusto también resaltó los 2 mil 500 millones de pesos invertidos en equipar y adecuar hospitales para enfrentar la pandemia del covid-19, y la atención a miles de damnificados por dos meses de inundaciones.

Expuso que Tabasco no termina de salir de la emergencia por las inundaciones, con serios problemas en los municipios de Tenosique, Balancán y Emiliano Zapata, en algunas partes de Centro (cabecera de Villahermosa), Jalpa de Méndez y Nacajuca, y situaciones más complicadas en Jonuta, Macuspana y Centla.
    
Y señaló que, para resarcir daños, el presidente Andrés Manuel López Obrador destinará para Tabasco una inversión sin precedentes en 2021, que arrancará el 1 de enero con el dragado de la Barra de Frontera (por donde descargan sus aguas al mar los ríos Usumacinta y Grijalva), la construcción de las escolleras y permanente desazolve de ríos, algo inédito en los últimos 60 años. 
    
También habrá inversión federal de 5 mil millones de pesos para la rehabilitación de carreteras, caminos y puentes, y arrancará la construcción de tres hospitales, en Macuspana, Teapa y Cárdenas, mientras que en Villahermosa existe la intención de iniciar una Ciudad de la Salud, para lo cual se dispone de un terreno de hectáreas, abundó.

Tras un mensaje de 20 minutos, el mandatario estatal escuchó cuestionamientos de los coordinadores parlamentarios del PVEM, PRD y Morena, a quienes replicó que recibió un estado en ruinas, casi en quiebra, pero las cosas mejoran. Citó como ejemplo la reducción de delitos en alrededor de 70%, y Tabasco –dijo-- pasó del segundo lugar nacional en incidencia delictiva al lugar 14.

De igual manera, mencionó que Tabasco fue el primer estado del país donde desapareció el fuero del gobernador, presidentes municipales y legisladores, se redujo a 50% el financiamiento a los partidos políticos y se disminuyó el número de regidores en los ayuntamientos, a sólo cinco integrantes en vez de 15.

Machacó que Tabasco “va por buen camino” y admitió que, aunque hay cosas por mejorar, su compromiso es aplicarse porque su aspiración es “seguir viviendo en Tabasco y caminar por las calles con la frente en alto", luego de que deje el cargo en diciembre de 2024.

Comentarios