Nacional

Alfaro acusa deudas de AMLO y Ebrard en CDMX para justificar créditos en Jalisco

Enrique Alfaro calificó los créditos adquiridos como indispensables para reactivar las actividades económicas de Jalisco.
viernes, 6 de noviembre de 2020

GUADALAJARA, Jal. (apro).- Al rendir su segundo informe de gobierno, Enrique Alfaro Ramírez reiteró su reclamo al gobierno federal de no entregarle recursos para abatir la pandemia, y justificó que la falta de apoyo lo motivó a endeudar a Jalisco.

A detalle dijo que para hacer frente a la pandemia ha erogado 3 mil 700 millones de pesos tan solo en infraestructura, insumos, equipamiento, y en seguridad social para trabajadores se destinaron 2 mil 206 millones de pesos.

Con relación a la deuda pública que adquirió al reestructurar 16 créditos y contratar uno por 6 mil 200 millones, al cual calificó como “indispensable” para reactivar las actividades económicas, aseguró que la entidad cuenta con finanzas sanas, como demuestran las calificaciones crediticias de Fitch Ratings, Moody’s y HR Ratings.

“No es una deuda para caprichos del gobernante en turno, fue una deuda para apoyar a quienes más lo necesitan, y quiero decirles para los que critican y que hipotecamos el futuro” que le deuda en Jalisco por persona es de 3 mil 405 pesos, cuando en la Ciudad de México es de 9 mil 383 pesos.

Recordó que el presidente Andrés Manuel López Obrador, cuando gobernó la Ciudad de México, creció la deuda en 15 mil millones de pesos, por lo que pasó de 28 mil 700 millones a 43 mil 527 millones, debido a que el entonces presidente, Vicente Fox, no le daba dinero.

Enrique Alfaro dijo que el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, en su calidad de jefe de gobierno capitalino también adquirió un crédito por 12 mil millones de pesos, con lo que creció la deuda de 44 mil a 58 mil millones de pesos.

“Cuando un gobierno federal abandona una entidad, lo que necesitamos es encontrar las herramientas sin hipotecar el futuro. Deuda per cápita de Jalisco es una tercera parte de la Ciudad de México”, señaló.

También insistió en comparar su mandato con la administración de la Ciudad de México al decir que en agosto y septiembre se recuperaron 27 mil 26 empleos formales, cuando en la capital del país se perdieron 8 mil.

El mandatario jalisciense reportó avances en materia de turismo, movilidad, infraestructura carretera y social, así como en abastecimiento y saneamiento de agua. Sin embargo, aceptó en el rubro de seguridad y de desaparecidos aún “no es suficiente”.

Previo a rendir su informe ante el Congreso local, cada bancada parlamentaria emitió su postura; las únicas que emitieron críticas fueron la del PRI y Morena.

En el caso del tricolor, la diputada Mariana Fernández reprochó las diferencias que mantiene con la federación al considerar que no benefician a los jaliscienses, así como la inseguridad, la impunidad, y la falta de transparencia en el uso de los créditos aprobados.

La legisladora de Morena, Erika Pérez, señaló que la Fiscalía del estado se convirtió en “un centro de estadística de fosas y cuerpos sin identificar”, y criticó que la entidad ocupe el primer sitio en cuerpos exhumados, con 487.

También le cuestionó si ya “limpió” a la Fiscalía del crimen organizado, luego que Enrique Alfaro declaró que las órdenes de actuar contra los manifestantes en los alrededores de las instalaciones de la dependencia no fueron de su titular, sino de malandros.

Comentarios