Narcotráfico

Cayeron 32 jefes de plaza en dos años, presume Cuitláhuac García a diputados

En libertad y bajo la mira del gobierno estatal continúan los jefes de plaza del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), “El Abuelo” y “El Cursi”, así como “El Buchanas”, de la organización de Los Zetas.
jueves, 10 de diciembre de 2020

XALAPA, Ver. (apro).- El gobernador Cuitláhuac García Jiménez presumió ante el pleno del Congreso local que, durante dos años de gestión, han sido detenidos “32 jefes de plaza” del crimen organizado, líderes delincuenciales que antes -dijo- se paseaban en la entidad, como si estuvieran en su casa.

“Hoy se tuvieron que enfrentar a la justicia. Se acabó la impunidad y la corrupción”, expresó García Jiménez al comparecer ante diputados locales con motivo de su segundo informe de gobierno.

A pregunta sobre la inseguridad y la alta tasa de homicidios, realizada por el coordinador de los diputados del PAN, Omar Miranda, el gobernador reprochó que, en el bienio de su antecesor, Miguel Ángel Yunes, éste tuvo dos años para crear la Comisión Estatal de Búsqueda de Desaparecidos, y no lo hizo.

“No es que no sucedan (los hechos delictivos y de inseguridad), es la herencia de políticas neoliberales, en las cuales doce años encabezaron a nivel federal, los presidentes que salieron de su partido, el PRI, PAN, ya no sé, pero ahora la Comisión de Búsqueda tiene un índice de localización del 65 por ciento de personas que son desaparecidas”.

En su exposición ante el Congreso local, Cuitláhuac García aseguró que esos 32 jefes de plaza provienen de diversas regiones de Veracruz, aunque no dio sus nombres, ni mayores detalles.

En libertad y bajo la mira del gobierno estatal continúan los jefes de plaza del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), “El Abuelo” y “El Cursi”, así como “El Buchanas”, de la organización de Los Zetas, a quienes el gobierno federal tiene identificados como altos generadores de violencia en la zona sur y montañosa de la entidad.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública (SESNSP) han ocurrido en esta administración, cuatro mil 193 homicidios (220 homicidios por mes, en promedio), 186 feminicidios (casi diez por mes), 435 secuestros (22 por mes) y más de 48 mil 313 robos, de los cuales más de 13 mil 600 corresponden al hurto de vehículos, tomando como parámetro diciembre del 2018 a septiembre del 2020.

El mes pasado, el gobernador y la fiscal Verónica Hernández Giadáns presumieron una disminución de homicidios, secuestros y extorsiones. Sin embargo, el SESNSP tiene “otros datos”. Por ejemplo, equiparando las cifras, en el 2018, último año de gobierno del panista Miguel Ángel Yunes Linares, ocurrían 203 homicidios y ocho feminicidios por mes, en promedio, y en el 2016, en el ocaso del gobierno del priista Javier Duarte, el secretariado contabilizó 151 homicidios y cinco feminicidios mensuales en promedio.

A media comparecencia, mientras el diputado del PAN, Miranda, le recriminaba al gobernador la incidencia delictiva e inseguridad, García deslindó que, en el desastre heredado por administraciones pasadas, ahora su gestión ya no trabaja de la mano con delincuentes, como ocurría en gobiernos del PRI y del PAN.

“Le regalo un informe de mi gobierno, un compendio fotográfico, con dedicatoria, espero le sirva para medir lo que hemos hechos, la transformación con un estado desastroso que usted y sus aliados del PRI, PAN, ya no sé, nos dejaron. Atentamente un servidor del pueblo”.

Comentarios