Cuatro muertos en enfrentamiento entre el CJNG y La Nueva Familia Michoacana

miércoles, 5 de febrero de 2020 · 20:58
TARECUATO, Mich. (apro).– Un enfrentamiento armado ocurrido la madrugada de este miércoles entre civiles armados dejó a cuatro presuntos sicarios muertos. El choque violento ocurrió en la carretera Tarecuato-Los Juárez, en el municipio de Tangamandapio, Michoacán, informó la Fiscalía Regional. De acuerdo con las autoridades, el enfrentamiento se dio entre integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y La Nueva Familia Michoacana. La Fiscalía General del Estado informó que inició una carpeta de investigación tras el hallazgo en el sitio de cuatro cadáveres y armas de fuego de uso exclusivo del Ejército. De los fallecidos, tres portaban ropa táctica. Además, en el lugar se encontró una camioneta Ford blanca con placas de Jalisco, y otra Silverado con placas de Michoacán. Sobre las armas, se reportó que eran seis largas (tres rifles AR-15, uno calibre 30, uno FX5 y uno calibre 50), así como cargadores y cartuchos útiles de diversos calibres, mismos que fueron asegurados y embalados para su respectivo análisis. Los cuerpos fueron trasladados al Servicio Médico Forense para que se practique le necropsia de ley y se continúe con la investigación.  
68 muertos en enero
La cruenta y brutal violencia que padece Michoacán dejó 68 cadáveres en enero; la mayoría fueron hallados enterrados en distintos municipios del Estado o abandonados en casas, terrenos baldíos e incluso iglesias. La mayoría de los cadáveres fueron encontrados en Morelia y Uruapan, con 15 cada uno, seguidos de Zamora, con 8, Jacona (7), Buenavista (5), y el resto se divide en La Piedad, Chavinda, Pátzcuaro, Tangancícuaro, Ario de Rosales, Ciudad Hidalgo, Lázaro Cárdenas, Tacámbaro, Tuxpan, Tarímbaro, Los Reyes, Quiroga y Ocampo. Debido a la sanguinaria batalla de los cárteles de las drogas, siete cuerpos fueron encontrados desmembrados, 20 con impactos de armas de fuego, 5 maniatados, 3 decapitados, 6 calcinados y 2 con narcomensajes. En otros casos, debido a las condiciones del cuerpo, fue imposible determinar la causa del deceso. De las 68 víctimas encontradas en enero, 52 eran hombres, 10 mujeres y una transgénero, mientras que del resto se desconoció el sexo debido a que sólo fue encontrada la cabeza, partes del cuerpo o estaban en avanzado estado de descomposición. Tan sólo en la primera semana de enero fueron encontrados 19 cuerpos, uno de ellos desmembrado y tirado afuera de una iglesia en el municipio de Uruapan, y en otros casos no fueron localizados los dorsos de los ejecutados. El 6 de enero, Día de Reyes, fueron encontrados seis cuerpos en distintas partes del Estado, mientras que un día después se hallaron otros siete cadáveres. Para la segunda semana de enero fueron localizados 23 cuerpos, cinco de ellos en una camioneta en Hidalgo, además de una transgénero en Tarímbaro. En la tercera semana de enero se localizaron 14 cuerpos, entre ellos el de una mujer de 58 años de edad asesinada con arma blanca en La Piedad. Su cuerpo se encontró dentro de una farmacia homeopática ubicada en la colonia Los Laureles, donde trabajaba la víctima. Para el 23 de enero fue identificado el cadáver de una mujer reportada como desaparecida desde 12 meses antes; tenía alrededor de 80 años. Para la cuarta y última semana del mes de enero fueron localizados 12 cuerpos, entre los cuales destacó el del activista Homero Gómez González, desaparecido el 13 de enero, pero las autoridades presumen que pudo ser muerte accidental, aunque hay dudas por un golpe en la cabeza. En los primeros días del mes en curso se encontró una fosa clandestina con 11 cadáveres en Uruapan.