Mujer acusa a la Guardia Nacional de matar a su esposo en Chiapas

martes, 14 de abril de 2020
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- “Los de la Guardia Nacional lo mataron, los de la Guardia Nacional lo mataron”, soltó llorando la esposa de José Armando Hernández Hernández, junto al cadáver tirado sobre la calle, casi 12 horas después de que el hombre fue asesinado a tiros. Pobladores de la comunidad Santa Cruz Nilhó, en el municipio de Bochil, desmintieron un supuesto enfrentamiento en el lugar, la noche de ayer, y aseguraron que se trató de un ataque armado del que responsabilizaron al alcalde Gildardo Zenteno Moreno, a policías municipales, hombres civiles armados bajo su mando y a elementos de la Guardia Nacional (GN), con saldo de un muerto y nueve heridos. Hasta esta tarde, el cuerpo sin vida de José Armando Hernández Hernández seguía tirado en la calle, en inmediaciones de la comunidad, donde policías municipales, civiles armados y agentes de la GN rescataron a balazos al alcalde Gildardo Zenteno Moreno, retenido por 10 horas, junto con otras personas. Los pobladores señalaron que nunca hubo diálogo ni negociación alguna, que tampoco fue un enfrentamiento, que en realidad lo que hubo en ese pequeño poblado fue una incursión armada en la que se disparó contra la multitud. Destacaron que la balacera fue por todo el poblado. La gente corría despavorida para esconderse. Llantos, gritos, todo era un caos en la oscuridad de la noche en Santa Cruz. Por todas las calles del pueblo quedaron las huellas de la balacera: casquillos tirados en el piso e impactos en las casas, de armas de grueso calibre. La persona fallecida, José Armando Hernández Hernández, no estaba armado. Si le hicieran el análisis balístico se comprobará que jamás portó arma de fuego ni disparó, recalcaron. “Fueron los de la Guardia Nacional, los de la Guardia Nacional, ellos le dispararon, ellos le dispararon”, dijo llorando la esposa de la víctima. Anoche, decenas de uniformados y civiles armados ingresaron a la comunidad para rescatar al alcalde, tres regidores y otros uniformados municipales y federales que estaban retenidos, pero, según los moradores, fue un ataque sin previo aviso, llegaron disparando sin importar quién cayera al suelo. Las personas heridas de bala son: Arsenio Hernández Hernández, Abraham Hernández López, Rafael Hernández Hernández, Antonio Hernández Hernández, Alex Hernández Hernández, de nueve años, y la adolescente Diana Laura Hernández Hernández. También se reportó como heridos no graves a Fernando Hernández Hernández, Rosa Hernández Hernández y María Guadalupe Hernández Hernández, además de una persona desaparecida, Alberto Hernández Hernández. El poblado de Santa Cruz y varias comunidades de esa región de Bochil mantienen un movimiento de resistencia civil en contra de las autoridades municipales. Con bloqueos, marchas y otras acciones de protesta, exigen la libertad de nueve presos indígenas, y piden recursos para obra pública y otros apoyos prometidos en campaña por el ahora alcalde. Hasta esta tarde ninguna autoridad había llegado para hacer el levantamiento del cuerpo de José Armando Hernández Hernández, quien dejó a varios pequeños huérfanos. Los familiares exigieron la intervención de las comisiones Nacional (CNDH) y estatal (CEDH) de Derechos Humanos, para que se investiguen los hechos y se sancione a los responsables del crimen.