Sicarios del CJNG emboscan a la Guardia Nacional en Aguililla, Michoacán

miércoles, 29 de abril de 2020
AGUILILLA, Mich. (apro).- Una supuesta emboscada contra elementos de la Guardia Nacional en el poblado El Aguaje, en Aguililla, dejó como saldo tres militares heridos, dos civiles armados muertos y otros dos detenidos. De acuerdo con fuentes oficiales, el enfrentamiento ocurrió poco después de las 8:30 de la mañana cuando elementos de la Guardia Nacional realizaban un recorrido. Fueron emboscados a tiros y se registró una balacera que duró cerca de 50 minutos, según habitantes del poblado. Los responsables del ataque serían sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación. Tras la agresión, se registraron bloqueos sobre la carretera Apatzingán-Aguililla, que frenaron el paso a trabajadores del corte de limón, que debieron regresar a sus comunidades.  
Detienen a cuatro del CJNG
En otra acción en el mismo municipio de Aguililla, elementos de Seguridad Pública de Michoacán, de la Defensa Nacional y la Guardia Nacional aseguraron cuatro armas de fuego, 16 cargadores y 188 cartuchos en la comunidad El Rodeo. En un comunicado se informó que, en recorridos de los elementos de las corporaciones mencionadas, también se detuvo a cuatro personas, presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación cuando portaban las armas. Los detenidos y lo asegurado fueron puesto a disposición de la autoridad agencia del Ministerio Público Federal, a fin de realizar las diligencias correspondientes.  
Niegan enfrentamientos en La Huerta
La Dirección de Comunicación Social del Gobierno de Michoacán rechazó que se registraran enfrentamientos el domingo y lunes en el rancho La Huerta, donde habrían sido asesinadas 21 personas, entre ellas militares mexicanos y extranjeros, así como sicarios de Los Viagras-Cárteles Unidos, presuntamente a manos de integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación. Pobladores de la zona informaron que el número de víctimas aumentó de 18 a 21, tras el hallazgo de tres cuerpos más. Aseguran que entre dos y cinco de los fallecidos serían exmilitares de Guatemala y Colombia. Según dichas versiones, la mañana del domingo, soldados que se trasladaron a La Huerta tras el reporte de balaceras, encontraron los cadáveres de 12 hombres ejecutados en un campamento. Otros seis cuerpos habrían sido localizados al fondo de una barranca adyacente al campamento; los cadáveres fueron rociados con gasolina y quemados. De acuerdo con las mismas versiones, los ejecutados incursionaron en la comunidad El Limoncito y luego se trasladaron a La Huerta a descansar, donde fueron emboscados mientras dormían. Las mismas fuentes indican que dicho rancho pertenece a supuestos empresarios fruteros, pero servía como campamento. Ya en el pasado reciente se ha detectado que cárteles mexicanos recurren a desertores de ejércitos de Centro y Sudamérica, altamente capacitados en combate y fácilmente corruptibles, a quienes utilizan para entrenar a sus sicarios.