Cuernavaca se declara en quiebra por crisis de covid-19

jueves, 25 de junio de 2020
CUERNAVACA, Mor. (apro). - El cabildo de Cuernavaca declaró al ayuntamiento en insolvencia a causa de la pandemia de covid-19. En el acuerdo aprobado este jueves, establece que el municipio “carece de medios económicos bastantes para el pago de las obligaciones pendientes, a consecuencia de la pandemia de la enfermedad covid-19”. Además, ordena al tesorero municipal pagar con los pocos recursos que le quedan a la comuna aquellos compromisos que, de no ejecutarse generen responsabilidad, donde “sea mayor el prejuicio por no liquidarse”. También mandata al consejero jurídico informar a “los organos jurisdiccionales la imposibilidad de pago” de laudos ya vencidos a favor de extrabajadores despedidos de forma injustificada en la presente y anteriores administraciones. La comuna está imposibilitada para “continuar sufragando la totalidad del gasto corriente” así como el pago de “pasivos, obligaciones y deuda pública adquirida en administraciones pasadas”. Esto, mientras no se genere una mayor recaudación. Al momento, “no se cuenta con los recursos económicos para hacer frente a ninguna obligación de pago, incluso se han presentado atrasos en el pago de la nómina del personal de confianza, así como la suspensión de pagos”. Según el acuerdo, cuando se declaró la emergencia sanitaria en México, derivada de la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, el ayuntamiento siguió las directrices federales en la materia. La cuarentena impuesta por la pandemia trajo como consecuencia que el ayuntamiento haya “dejado de percibir los ingresos estimados en la Ley de Ingresos para el presente ejercicio fiscal, es decir, no se ha llevado a cabo la recaudación de las contribuciones tal y como se tenía previsto”. Con ello, ha dejado de percibir 100 millones de pesos, según estima la propia autoridad. Aunado a ello, la precariedad del ayuntamiento inició en diciembre pasado, cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), declaró “inconstitucional” el llamado “impuesto adicional”, gravamen que se cobró durante décadas en la entidad, lo que trajo como consecuencia la pérdida en 2020 de 180 millones de pesos más. Es decir, el déficit actual del ayuntamiento es de 280 millones de pesos. A ello se suma el hecho de que la comuna “ha mantenido su compromiso” de brindar los servicios municipales, particularme la recolección de basura y el alumbrado público, pues el agua potable hay colonias que llevan más de un mes sin el vital líquido, según denuncias de vecinos en redes sociales. La recolección de basura y el alumbrado generan un costo al ayuntamiento que incrementa el déficit, pues “no ha habido recaudación” por la propia pandemia. Sin embargo, el ayuntamiento también enfrenta el pago de la deuda pública “derivada de créditos, empréstitos y financiamientos adquiridos en administraciones pasadas”, al que debe sumarse el pedido por este gobierno de 93 millones de pesos ocurrido el mes pasado, cuando no tenía para pagar la nómina. La deuda pública le exige al ayuntamiento el pago mensual “por concepto de intereses” un aproximado de 9.5 millones de pesos, derivados de una deuda de 341 millones 748 mil 241 pesos con diversos bancos, pago que “resulta de vital importancia continuar con el cumplimiento oportuno de estas obligaciones, pues a considerar lo contrario, acrecentaría la deuda pública”. Además, el ayuntamiento de Cuernavaca tiene que enfrentar varias demandas civiles, administrativas y laborales, derivadas de la presente y pasadas administraciones. Varios de estos juicios ya tienen sentencia firme y confirmada, es decir, se agotaron todos los medios legales de defensa, y una vez que los tribunales reanuden actividades de forma regular, deberán pagarse las reparaciones. Los pagos de estos juicios perdidos por la comuna suman aproximadamente 200 millones de pesos, derivados de los procesos administrativos “TJA/3ªS/212/16, TJA/3ªS/366/16, TJA/5ªS/013/17, TJA/1ªS/169/19, TJA/1ªS/138/19, TJA/1ªS/146/19 los cuales en su conjunta suman aproximadamente la cantidad de $74´776,448.86”. Mientras que en materia laboral “se señalan como asuntos de urgente pago los expedientes siguientes: 01/134/07, 01/177/12, 01/1309/16, 01/1089/16, 01/71/10, 01/76/10, 01/161/11, 01/54/13, 01/1343/16, 01/414/03”, por los cuales debe pagarse 10 millones 555 mil 423 pesos. También hay dos amparos de los que no se especifica el tema, pero deben pagarse 4 millones 551 mil 863 pesos Finalmente, en materia civil urgen los pagos de “los expedientes siguientes: 65/2001-1 Primero Civil; 113/2012-2 Tercero Civil; 164/2011-2 Tercero Civil; 232/2009-1 Noveno Civil; 308/2012-1 Noveno Civil; 233/2016-3 Cuarto Civil; 123/2017-2 Tercero Civil; 360/2014-2 Cuarto Civil; 76/2020 Secretaria Única Oral Mercantil”, por un monto total aproximado de 103 millones 824 mil 259 pesos. En esto, señala el acuerdo, se ponderará el beneficio colectivo sobre el individual, buscando generar ahorros para continuar con la prestación de los servicios públicos y el pago de la deuda. Según la información oficial, el presupuesto del municipio es de mil 561 millones 876 mil pesos, de los cuáles mil 461 millones son para el pago de la nómina, el resto se utiliza para el pago de la deuda, los servicios y la obra pública, por cierto, inexistente en la presente administración que inició el 1º de enero de 2019. Al medio día, según trabajadores de la comuna, el secretario de Administración del gobierno municipal, Alejandro Flores Archer, anunció que de común acuerdo con los líderes sindicales y organizaciones de jubilados se aceptó un “desfase” en el pago de los salarios de mil 300 trabajadores en activo y mil 200 jubilados. La quincena debería depositarse hoy, sin embargo, sólo recibieron una promesa de que ocurrirá hasta el martes 30 de junio.