Padre de normalista desaparecido acusa retención y amenazas de 'Los Ardillos” en Guerrero

lunes, 6 de julio de 2020 · 15:58
CHILPANCINGO, Gro. (apro). - Clemente Rodríguez Moreno, padre de Cristian Rodríguez Telumbre, uno de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, denunció públicamente que fue retenido y amenazado por miembros del grupo delictivo “Los Ardillos” en la cabecera municipal de Tixtla. Rodríguez Moreno difundió tres videos este medio día donde reveló que la agresión del grupo criminal -que dirige la familia del actual diputado local perredista Bernardo Ortega Jiménez- se realizó luego de que los padres de los 43 estudiantes desaparecidos sostuvieron este domingo una reunión en las instalaciones de la normal de Ayotzinapa con el subsecretario de Gobernación federal, Alejandro Encinas, y miembros de la comisión que investiga este caso que sigue impune. El padre del joven desaparecido narró que este día viajaba a bordo de una camioneta particular acompañado por su esposa cuando fue interceptado por un grupo de sujetos armados que se asumen como “guardias comunitarios” sobre la carretera federal que conecta la región Centro con la Montaña de la entidad, a la altura de la cabecera municipal de Tixtla. https://www.facebook.com/clemente.rodriguez.9003/videos/1199688183702767/ Los sujetos armados se dirigieron con groserías, le advirtieron que ellos “son la autoridad en Tixtla” y sin explicarle los motivos, le tomaron fotos a él y su esposa, explicó Rodríguez Moreno en la videograbación difundida a través de su perfil de Facebook. Los miembros de “Los Ardillos” se retiraron porque arribó una patrulla de policías estatales que fueron enviados al lugar, porque el señor Clemente Rodríguez pidió ayuda al gobierno federal, informaron fuentes oficiales. No obstante, las víctimas originarias de Tixtla señalaron en el video que los sujetos armados se habían escondido en una casa y les exigieron a los uniformados que revisaran la zona. https://www.facebook.com/clemente.rodriguez.9003/videos/1199693780368874/ Además, el señor Clemente Rodríguez responsabilizó al grupo criminal “Los Ardillos” en caso de sufrir una agresión. En junio de 2018, Proceso publicó un informe oficial elaborado por el gobierno estatal donde se indica que al menos, 19 “grupos civiles armados” y una organización denominada “policía comunitaria” operan en el 50 por ciento del territorio guerrerense -40 de los 81 municipios- donde 18 bandas crimínales controlan y mantienen una brutal disputa por el control de las zonas de producción, trasiego y venta de droga en las siete regiones de Guerrero. El documento oficial refiere que en Tixtla, donde se encuentra la normal de Ayotzinapa, es controlado por el grupo delictivo “Los Ardillos”. “Los Ardillos” tienen su centro de operaciones en el poblado de Tlanicuilulco, municipio de Quechultenango y controlan varios municipios de las regiones Centro y Montaña de la entidad, entre ellos Mochitlán, Chilapa, Mártir de Cuilapan, Atlixtac y Tlapa. En noviembre de 2015, “Los Ardillos” marcaron su irrupción en Tixtla con la ejecución de cuatro miembros de la extinta policía comunitaria formada por el activista indígena Gonzalo Molina y desde esa fecha, el grupo delictivo mantiene retenes sobre la vía federal junto a los filtros instalados por agentes estatales y soldados.