Barbosa niega uso de bombas antigranizo por parte de agroindustrias

miércoles, 2 de septiembre de 2020
PUEBLA, Pue. (apro).- El gobernador Miguel Barbosa Huerta negó que agroindustrias que operan en Puebla usen bombas antigranizo, como acusaron agricultores de la región de Libres y Cuyoaco. Luego de las protestas de campesinos, quienes cerraron carreteras, el mandatario estatal dijo que si prueban el uso de una sola bomba antigranizo, su gobierno actuará contra los responsables, pero dio por hecho que se trata de información falsa.
Nota relacionada:
Campesinos denuncian afectaciones por bombardeo de nubes en municipios poblanos “Cuando dicen que se han bombardeado las nubes para que no llueva, eso no es cierto; que por favor quien lo diga pruebe una sola ocasión que se utilizó esa tecnología e imponemos sanciones, inclusive llegamos a la clausura de la empresa, pero no lo hay”, soltó. Sobre la demanda de los agricultores para que se les indemnice por la pérdida de sus cosechas, a causa de la sequía, Barbosa anunció que se otorgarán apoyos a través de la Secretaría de Desarrollo Rural. Este tipo de apoyos, aclaró, ya estaban contemplados en el presupuesto de este año, pero insistió en que nada tiene que ver la sequía con el supuesto bombardeo de nubes que acusan los campesinos. Ayer, ejidatarios y pequeños propietarios de los municipios de Libres, Ocotepec, Oriental, Cuyoaco, Tepeyahualco y Zacatepec tomaron las casetas de Payuca y Cantona, en la autopista Teziutlán-Puebla. Y desde hace dos semanas los productores emprendieron una serie de protestas porque –aseguran-- grandes terratenientes y agroindustrias que operan en la zona recurren a las bombas antigranizo desde hace años. Las empresas, al contar con sistemas de riego por bombeo, ahuyentan las lluvias y el granizo para que no dañen sus cultivos, pero esto ha afectado a los pequeños agricultores que dependen del temporal para hacer producir sus tierras, denunciaron. El movimiento de campesinos ha ido en aumento, al grado que pobladores de otros municipios se han sumado, en virtud de que la sequía que afecta a la zona rural de Puebla en esa región “no es natural”. Los inconformes --apoyados por jueces de paz y presidentes auxiliares de distintas localidades-- convocaron para este viernes 4 a una nueva concentración en el municipio de Libres, donde plantearán sus demandas a representantes del gobierno estatal y de la Comisión Nacional del Agua (Conagua). Sus peticiones incluyen: la detención del bombardeo de nubes, que se indemnice a los afectados por la pérdida de cosechas, que se deje de entregar a los terratenientes el agua del subsuelo y que la operación de pozos de bombeo sea entregada a los pueblos.