La UAEMex se ampara contra designación de Victorino Barrios como titular del OIC

lunes, 21 de septiembre de 2020
TOLUCA, Edomex. (apro).- Bajo el argumento de que son imprecisas las facultades del nuevo funcionario, la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex) se amparó contra la designación de Victorino Barrios como titular del Órgano Interno de Control (OIC). Además, el rector Alfredo Barrera se negó a asignar una oficina a Barrios Dávalos --sobre quien aún pesan señalamientos por la llamada “Estafa Maestra”–, por lo que eventualmente despacha desde un restaurante ubicado frente al edificio administrativo de Rectoría. La designación del contralor de la UAEMex por parte de la Legislatura mexiquense, el pasado jueves 10, tenía un retraso de casi tres años, pues la Universidad se había amparado en contra de esta facultad, como parte de los contrapesos del sistema estatal anticorrupción. Al resolver el amparo en revisión 1050/2018, el año pasado, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) negó otorgar la protección de la justicia a la UAEMex, que además se había inconformado contra el artículo 130 de la Constitución local, que reconoce a los integrantes de los organismos públicos autónomos como servidores públicos sujetos de responsabilidad administrativa, patrimonial, del sistema estatal anticorrupción y de juicio político. Esta norma también les obliga a la presentación, bajo protesta de decir verdad, de la declaración patrimonial, de intereses y fiscal, ante las autoridades competentes, y en primera instancia fue impugnada durante el rectorado de Jorge Olvera, hoy titular de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (Codhem). Barrera Baca reconoció que hace un par de semanas la Universidad entabló un nuevo amparo, pues “no hay claridad sobre lo que esta nueva figura va a hacer”. Si bien los artículos 61 y 130 constitucionales establecen que un contralor debe prevenir, investigar y sancionar actos de responsabilidad administrativa o actos de corrupción relativos al ejercicio de los recursos públicos, el rector afirmó que hay un vacío jurídico que debe clarificarse. Es necesario, indicó, reformar la Ley, el Estatuto y el Reglamento universitarios, pues actualmente reconocen el nombramiento como atribución del rector. Hasta que eso ocurra, dijo, podrá asumir el cargo el titular del OIC. Por su parte, Victorino Barrios advirtió que, a pesar de la falta de voluntad del rector, ya ejerce sus funciones, de manera que esta misma tarde se reunió con Santiago Nieto, titular de la Unidad de inteligencia Financiera (UIF), y tentativamente el viernes 25 lo hará con el titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en busca de clarificar la supuesta participación de la UAEMex en la triangulación de recursos entre Sedesol y empresas fantasma. En tanto, Anuar Azar, coordinador del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN), anticipó que impugnará la negativa del rector, y si bien no se ha definido la figura jurídica correcta para promover el recurso, ésta podría ser el “desacato”, pues la decisión no debe cuestionarse porque la SCJN ya determinó que el nombramiento es facultad de la Legislatura. El panista no descartó que la Junta de Coordinación Política (Jucopo) tome alguna decisión sobre el tema y decida entablar alguna denuncia y/o realizar algún extrañamiento. “Exigimos que el nombramiento se respete, con todos los derechos y obligaciones que implica”, de otra manera, dijo, el rector dará la impresión de que algo oculta. Además de legal, abundó, la designación de Barrios Dávalos es legítima, pues fue avalada por unanimidad, sin cuestionamiento de ninguna de las bancadas.