¿Por qué 'expulsaron” a influencers de Acapulco Shore de Uxmal?

lunes, 28 de septiembre de 2020 · 15:45
MÉRIDA, Yuc. (apro).- El Sindicato Nacional Democrático de los Trabajadores de la Secretaría de Cultura (SNDTC), sección Yucatán, dio a conocer que, debido a su mala conducta, un grupo de influencers traídos para promocionar a Yucatán fue expulsado de la zona arqueológica de Uxmal. En una carta dirigida al público en general, medios de comunicación y autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el gremio denunció la actitud irrespetuosa e irresponsable de esos jóvenes que, además de ignorar los llamados a cumplir las nuevas normas sanitarias, amenazaron al personal del sitio arqueológico. El grupo de influencers fue traído a Yucatán por la Secretaría de Fomento Turístico (Sefotur) para promocionar los atractivos turísticos de la entidad donde, a pesar de que el semáforo epidemiológico permanece en color naranja, la semana pasada se reabrieron al público zonas arqueológicas y museos como parte de un acuerdo entre todas las instancias de gobierno y sectores económicos para reactivar la economía. En la misiva, que difundió la noche del 27 de septiembre a través de las redes sociales, el SNDTC, al cual está adscrito el personal de custodia del INAH, expuso su enérgico rechazo a “la mala disposición en el actuar de las personas que visitaron la arqueológica de Uxmal, conocidos en los programas televisivos como integrantes de Acapulco Shore”. [caption id="attachment_650457" align="aligncenter" width="575"] Fragmento del comunicado del Sindicato Nacional Democrático de los Trabajadores de la Secretaría de Cultura[/caption] Se explicó que los “popularmente conocidos como influencers violaron flagrantemente los protocolos de seguridad e higiene establecidos al momento de visitar el sitio, razón que hizo al personal de custodia del INAH de Uxmal actuar en consecuencia”, sacándolos del lugar. “Estos jóvenes nunca tuvieron ni la actitud ni la disposición de estar en sintonía con las medidas ya establecidas para la visita, visibles desde la entrada al parador turístico de la zona y aún dentro de la misma, era demasiada la reincidencia en desobedecer las instrucciones del personal”, añade el texto. Señala que los custodios no esperan una disculpa pública de ese grupo de influencers dado que “no son capaces de dimensionar sus actitudes ni tener conciencia de los tiempos que vivimos, así como tampoco del enorme daño que pueden causar con su ejemplo de inmadurez, que promueve la irresponsabilidad dentro del sitio”. Y aclara que “el llamado es hacia las personas que lean el presente boletín a no replicar lo que lamentablemente ocurrió con la visita de esas personas”. Recordó las nuevas disposiciones sanitarias para visitar los sitios arqueológicos y “por demás está decir que deberán seguir las indicaciones del personal que labora en el sitio, respetar los señalamientos ahí puestos, así como no dejar basura en el lugar, ni andar gritando desenfrenadamente, mucho menos amenazar al personal que ahí labora”. Consideraron que “la conducta mostrada por esos personajes, así como el mal precedente de sus fotos, que nos muestran su incapacidad de seguir las normas, procedimientos e indicaciones dentro de la zona arqueológica, pueden generar un efecto adverso en quienes entiendan un mensaje erróneo”. Por ello, exhortaron “enfáticamente” a las autoridades “que llevaron a esas personas a indicarles que respeten en todo momento las indicaciones de la federación, así como del personal que en ellas labora”. “Somos sensibles de la necesidad de promoción turística y de la derrama económica que ello representaría, pero también les recordamos que nuestra misión como instituto es la salvaguarda del patrimonio de la nación”. De acuerdo con medios locales, la secretaria de Fomento Turístico (Sefotur), Michelle Fridman, aseguró que la dependencia sólo cubrió los pasajes del grupo de influencers para proyectar Yucatán, objetivo que, aseguró, alcanzó “200 millones de impactos” en redes sociales. Dijo que los cuestionados visitantes estuvieron en Uxmal, pero negó que se les hubiera expulsado del sitio. Aseguró que personal de Sefotur los acompañó en el recorrido y la versión que a ella le dieron sobre lo ocurrido difiere de la que denunciaron los custodios. “Contactamos al INAH porque somos los más interesados en ver que pasó y, sobre todo, invitar a que conforme se reactive el turismo, lo hagamos con responsabilidad”, aseguró la controversial funcionaria.