Barbosa acusa al gobierno federal de dar 'un trato inequitativo” a Puebla

miércoles, 9 de septiembre de 2020
PUEBLA, Pue. (apro).- El gobernador Miguel Barbosa Huerta acusó a la federación de ser inequitativa con Puebla, no obstante que ayer dijo que la presidencia de la República daba un trato “igualitario” a todos los estados del país. “Hablo con toda claridad: ha habido un trato inequitativo para el estado de Puebla desde la federación”, expresó este miércoles Barbosa, y subrayó que en 2019 y 2020 no hubo una sola obra en la entidad financiada con recursos federales. Un día antes el gobernador poblano acusó a los mandatarios “federalistas” de salirse de la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago) porque –dijo-- les incomodaba el trato “igualitario y parejo” que brinda el gobierno de Andrés Manuel López Obrador a todas las administraciones estatales. Hoy, al fijar su postura por la reducción de 5.1% al presupuesto de Puebla, manifestó que no le gusta ese recorte y dejó entrever que “algo pasaba” con la entidad porque no había inversión federal. “No me gusta el presupuesto de la federación, ¿a quién le puede gustar? Y no me gusta que le bajen el 5% a Puebla --a todos los estados les baja--, no me gusta, y creo que no me gusta cuando en este momento tampoco hay un solo peso de la federación invertido en nuestro estado", asentó el mandatario. Luego hizo un repaso de los proyectos de desarrollo que impulsa su gobierno, los cuales –remarcó-- contemplan inversión privada y sólo se necesitan los permisos para la reestructuración del aeropuerto Hermanos Serdán, el rescate de barrios originarios y de Ciudad Modelo Audi, y un espacio para conciertos en Cola de Lagarto. “Yo no soy de los que voy y estiro la mano a la federación; hemos planteado cosas específicas, pero algo pasa con Puebla que no nos dan inversión”, se quejó el mandatario. Y más: “Al campo le invertimos más de mil millones, la federación no vino a invertir un solo peso en Puebla en el 2020, ni en el 2019”. Sin embargo, recalcó que su administración “no se achicará” ante la reducción de partidas federales y se ajustará a los cambios, sin modificar las prioridades planteadas. Tras reconocer que la reducción del presupuesto deriva de factores macroeconómicos, como las condiciones de la economía mundial y la baja del producto interno bruto, Barbosa indicó que desde la Secretaría de Finanzas ya hacen un análisis del impacto que tendrá en la economía estatal la reducción de partidas federales. Anticipó que el próximo año será “complicado” y eso tendrá que compensarse con una recaudación estatal eficiente, sin recurrir a un incremento de impuestos. “Yo me ajusto a la propuesta de presupuesto de la federación y la asumo”, puntualizó.