Guerrero

Mario Moreno, vinculado al narco, va por la candidatura del PRI al gobierno de Guerrero

Mario Moreno Arcos, señalado por tener vinculos con el narco, se registró como precandidato del PRI a la gubernatura de Guerrero; lo respaldan los exgobernadores Ángel Aguirre y René Juárez.
domingo, 10 de enero de 2021

CHILPANCINGO, Gro. (proceso.com.mx).- El exalcalde de Chilpancingo señalado por tener vínculos con grupos de narcotráfico Mario Moreno Arcos fue designado como el candidato a gobernador por el PRI, con el apoyo de los exgobernadores Ángel Aguirre Rivero (2011-2014) y René Juárez Cisneros (1999-2005).

En tanto, el actual gobernador, Héctor Astudillo Flores, y el exgobernador Rubén Figueroa Alcocer (1993-1996) pactaron la candidatura del actual senador Manuel Añorve Baños para la alcaldía de Acapulco, informaron fuentes oficiales.

El registro de Moreno Arcos se realizó ante la Comisión Estatal de Procesos Internos (CEPI), en la sede estatal del tricolor, ubicada al poniente de Chilpancingo donde se congregaron unos mil simpatizantes.

En su mensaje, Moreno Arcos anunció que será “incluyente”, pidió a los priistas no confiarse y tampoco asumir “actitudes triunfalistas”.

Moreno Arcos es primo de Humberto Moreno Catalán, actual vocero del grupo paramilitar denominado "Los Tlacos" y de José Carlos "La Calentura" Moreno Flores, detenido en 2011 y acusado por el gobierno federal de ser el operador de Joaquín "El Chapo" Guzmán en la Sierra de Guerrero.

Este sábado, Proceso informó que la confrontación entre los exmandatarios Ángel Aguirre Rivero y Rubén Figueroa mantiene polarizado el proceso de selección del tricolor en la entidad administrada por Astudillo.

Ello debido a que en 2012, cuando Aguirre salió del PRI para ser gobernador por el PRD, varios priistas acusaron públicamente a Mario Moreno Arcos de apoyar al grupo aguirrista.

Incluso, Ricardo Moreno -hermano de Mario- fue nombrado subsecretario de la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG), en el gobierno de Aguirre y este hecho lo calificaron los priistas como la prueba de la traición al PRI de los hermanos Moreno Arcos.

Para evitar que siga el conflicto, los caciques del PRI determinaron que Manuel Añorve sea el abanderado del tricolor a la alcaldía porteña, una vez más.

Incluso, Añorve no se presentó a la designación de Mario Moreno, situación que advierte que las heridas del proceso interno siguen abiertas.

Comentarios