Periodismo

"En Veracruz hay mucha impunidad", dice hijo del periodista Moisés Sánchez, asesinado hace seis años

Jorge Sánchez, editor del periódico regional "La Unión", protestó frente a palacio de gobierno para exigir justicia por el secuestro y posterior asesinato de su padre.
sábado, 2 de enero de 2021

XALAPA, Ver. (apro).- Jorge Sánchez, editor del periódico regional “La Unión” e hijo del periodista Moisés Sánchez Cerezo, asesinado hace seis años en Medellín de Bravo, protestó frente a palacio de gobierno para exigir justicia y reprochar la impunidad que existe por el secuestro y posterior asesinato de su padre.

En solitaria protesta, al momento de escribir la palabra “Impunidad”, debajo de las letras turísticas de Veracruz, Jorge Sánchez fue acusado de “vandalismo” por parte de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), quienes rápidamente llegaron a la Plaza Sebastián Lerdo de Tejada para desalojarlo.

La intimidación fue rechazada por la organización Article 19, al señalar que la protesta de Jorge Sánchez, únicamente era para exigir justicia por el asesinato de su padre.

“Varios elementos llegaron ahí, muy chocosos. Yo les dije que si exigir justicia era para ellos un acto de vandalismo. No me contestaron, sólo me pidieron una credencial para identificarme”.

Vía telefónica, Jorge Sánchez reprochó que la investigación está igual que hace seis años, y lo peor del caso es que las únicas dos personas en la cárcel están por salir de prisión.

“Posiblemente ya van a salir dos patrulleros, primero les fincaron que hubo omisión de un deber legal, ya más adelante les pusieron que era homicidio doloso, el resto de la carpeta no tiene nada de avance; queda claro que importa el color del partido: ahora los morenos, antes los azules y los rojos, y todos han tenido un fiscal a modo, lo único que queda claro es que en Veracruz hay mucha impunidad”, expresó Jorge Sánchez.

Al igual que la carpeta de investigación por el asesinato de Moisés Sánchez, otras carpetas por crímenes de periodistas en Veracruz también se encuentran paralizadas.

“El exalcalde de Medellín, Omar Reyes, tiene orden de aprehensión, pero sigue prófugo. Lo han visto en cafés de Córdoba y se le ha visto en fiestas de Medellín, anda muy tranquilo, mientras aquí (en la protesta), rápido llegó la policía, enseguida llegan los elementos de seguridad, pero cuando en Medellín asaltan a alguien, cuando hay algún hecho violento, tardan dos horas, hasta seis horas en llegar”.

Moisés Sánchez Cerezo, activista vecinal y periodista del municipio de Medellín, fue “levantado” el 2 de enero de 2015. Casi 20 días después su cuerpo fue encontrado en un paraje carretero en el municipio de Manlio Fabio Altamirano, con evidentes señales de tortura y vejaciones.

Durante una década, Moisés Sánchez escribió y tomó fotografías para el semanario ‘La Unión’. Desde principios de 2014 también se dedicó a organizar en su congregación a “guardias de seguridad”, además de que instrumentó un programa de “vecinos vigilantes” para contrarrestar la ola de inseguridad y robos del fuero común y federal que azotaban a su comunidad, ubicada en medio de los municipios de Boca del Río y Veracruz.

Durante el largo juicio han sido liberados el comandante de la policía municipal de Medellín, Martín Sánchez Meneses, uno de los presuntos autores intelectuales del “levantón” y homicidio de Sánchez Cerezo. Aquel abandonó la prisión Duport Ostión, en el Puerto de Coatzacoalcos, hace tres años.

Sánchez Meneses fue incriminado por el expolicía intermunicipal Clemente Noé Rodríguez, quien lo responsabilizó de “haberle dado la orden” para privar de la vida a Sánchez Cerezo. Dijo que aquel recibió instrucciones del alcalde panista Omar Reyes Cruz, quien cinco años después del crimen continúa prófugo de la justicia.

Hasta el momento siguen en libertad y sin orden de aprehensión ‘El Harry’, ‘El Chelo’, ‘El Moy,’ ‘El Piolín’ y ‘El Olmos’, los otros expolicías señalados por Clemente Noé Rodríguez como cómplices del crimen. La Fiscalía General del estado (FGE) sólo conoce sus apodos.

Omar Cruz Reyes, exalcalde de Medellín de Bravo –desaforado por el Congreso local el 26 de marzo del 2016–, continúa sin ser localizado por la justicia. La investigación ministerial 01E/2015 de la FGE lo incrimina como el autor intelectual del homicidio del periodista.

Comentarios