AMLO

López Obrador revela que ayudó al gobierno de Astudillo para pagar la nómina en Guerrero

Se está procurando una transición de poderes ordenada, pacífica y con buen entendimiento en esa entidad, asegura el presidente en su conferencia.
miércoles, 13 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que “ayudó” con ahorros del gobierno federal al mandatario saliente de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, para pagar la nómina y resolver el conflicto generado por la protesta de trabajadores del gobierno estatal –policías, administrativos, médicos y docentes– que desde hace un mes demandan bonos, viáticos y salarios devengados.

Por ello, exigió nuevamente a los mandatarios ahorro y austeridad, así como evitar el despilfarro de recursos públicos y puso como ejemplo negativo el gasto de 500 millones de pesos anuales en publicidad que realizó la administración astudillista.

“¿Cómo no va a haber déficit? Es mucho”, reprochó públicamente López Obrador en la conferencia mañanera.

“Nosotros vamos a ayudar, pero que no haya desvíos de fondos, porque lo nuestro, la ayuda es adicional, o sea, nosotros entregamos puntualmente lo que les corresponde y esto es de ahorros del gobierno federal. Les estamos ayudando porque aquí, en lo que es el gobierno federal, no hay corrupción y hay austeridad”, remarcó.

No obstante, el mandatario evadió el tema del adeudo de más de 13 mil millones de pesos que deja el gobierno de Astudillo con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), generado desde 1995 porque no fue enterado al organismo federal el monto de las cuotas, aportaciones y descuentos retenidos a los trabajadores del gobierno del estado de Guerrero y que ahora pretende convertir en deuda pública.

Ello, a pesar de que el desvío de recursos afecta directamente a los trabajadores del gobierno estatal porque no se pueden jubilar y tampoco tienen acceso a créditos para vivienda y servicios de salud.

El presidente López Obrador admitió que persiste la violencia en Guerrero y puso como ejemplo de preocupación para el gobierno federal el caso de Iguala, donde la delincuencia organizada controla hasta el precio de productos básicos de alimentación como la tortilla y la carne de res y cerdo.

Por ello, dijo que se está procurando un tránsito ordenado, pacífico y con buen entendimiento.

“Se ayudó al gobernador saliente para que se pagaran las nóminas de los trabajadores y hay buen entendimiento entre el gobernador Astudillo, que yo tengo un buen concepto de él porque no es sencillo gobernar Guerrero”, dijo y remató:

“Tenemos que garantizar la paz y la tranquilidad, se avanzó, había muchísima violencia, muchos homicidios sobre todo en Acapulco. Se redujo la violencia, hay zonas donde tenemos que dar atención especial, nos preocupa y ocupa Iguala de nuevo”, expresó López Obrador.

Al respecto, anunció que el gobierno federal apoyará a las autoridades estatales y municipales para revertir los efectos de la violencia en Iguala.

“Ya se tomó la decisión de apoyar y es muy probable también que llevemos a cabo una reunión como en Morelia”, señaló el mandatario.

Además, planteó la necesidad de que el gabinete de Seguridad federal sesione en estados como Guerrero para apoyar a los mandatarios en el tema de la violencia.

Incluso, reconoció que los mandatarios entrantes pasan por una situación de crisis financiera porque hay quienes no tienen para pagar la nómina.

También mencionó que ayer sostuvo una reunión con Astudillo en Palacio Nacional y hoy recibirá a la gobernadora entrante, Evelyn Salgado Pineda, quien asumirá el cargo el próximo viernes 15.

Comentarios