Guerrero

Evelyn Salgado asume gubernatura y califica a su padre como "un gigante de la democracia"

Después del acto protocolario, la gobernadora de Guerrero se trasladó a la sede del Poder Ejecutivo, en Chilpancingo, donde encabezó un acto público y llamó a dejar atrás las diferencias políticas.
viernes, 15 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Al tomar protesta como gobernadora constitucional del estado de Guerrero, Evelyn Salgado Pineda consideró a su padre, el senador por Morena Félix Salgado Macedonio, como “un gigante de la democracia” y “la lucha social”. 

Agradeció a su familia, madre, hermanas y sus dos hijos menores de edad, pero no mencionó a su pareja, Joaquín Alonso Bustamante, hijo de Joaquín Alonso Piedra El Abulón, quien se encuentra preso desde 2016, acusado por el gobierno federal de ser operador financiero del cártel de los Beltrán Leyva, en Acapulco. 

A la ceremonia oficial, realizada en el recinto del Congreso local en la ciudad de Chilpancingo, acudió la cúpula de Morena encabezados por el dirigente nacional Mario Delgado, así como la jefa del gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum; los gobernadores de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, y de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla. 

También el presidente del Senado, Ricardo Monreal; la senadora Olga Sánchez Cordero y, en representación del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, el secretario de Marina, Rafael Ojeda Durán, así como los subsecretarios de Gobernación, Alejandro Encinas, y de Salud, Hugo López-Gatell.

En su mensaje ante la clase política de la entidad, donde no acudió el mandatario saliente, Héctor Astudillo Flores, la nueva gobernadora dijo:

“Estamos obligados a no fallar, no hay pretexto para ello, vamos a llegar hasta la última comunidad para llevar el bienestar a nuestra gente, porque ese es el propósito”.

Prometió que va a garantizar servicios de calidad, priorizar la participación social, la legalidad y rendición de cuentas.

También, dijo que el compromiso de su administración será “acabar de raíz" con la corrupción y promover la transparencia en todos sus aspectos, así como respetar y hacer valer los derechos humanos.

“Les garantizo que en mi gobierno no habrá ningún tipo de persecución política. Al contrario, será de respeto irrestricto a los derechos humanos, a la diversidad sexual, a la libertad de culto, a la libertad de expresión porque ningún periodista será perseguido o censurado y promoveré la liberación de los presos de conciencia en Guerrero”, dijo.

“Nunca más la persecución a líderes y luchadores sociales, a defensores de derechos humanos, de los bosques, de las tierras, a representantes indígenas y afromexicanos, a estudiantes y maestros; nunca más en Guerrero un caso Ayotzinapa”, aseguró.

Añadió que Guerrero no será más “escenario de represión o persecución”.

El plan de gobierno obradorista

Enseguida, su mensaje se convirtió en una réplica de las palabras del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Consideró que la paz es bienestar y dijo que pacificar Guerrero “es tarea impostergable”. 

“Tengo claro que el problema de la inseguridad debe atenderse desde las causas que originan la violencia y así lo haremos. Estamos convencidos que el fuego no se apaga con más fuego y que es imposible conseguir la paz, sin justicia social y sin bienestar”, refirió.

Por ello, dijo que en su administración se enfocará en atacar las causas que generan la violencia.

“Vamos contra la pobreza, la desigualdad, la corrupción y el rezago. Promoveremos la cultura de la paz y la prevención del delito. Vamos a dejar de ver la seguridad como un asunto que sólo depende de nuestros policías o del gobierno, y darnos cuenta que también se trata de una tarea social en conjunto”, señaló.

Habló de garantizar a las corporaciones policiacas la capacitación, adiestramiento, equipo y remuneraciones en congruencia con su trabajo.

“También, acompañaremos a los familiares de personas desaparecidas y usaremos los recursos del estado para ayudar a encontrarlos”, señaló.

Luego, ofreció diálogo permanente con el magisterio e inversión en el sector educativo. 

“Los docentes, las organizaciones del magisterio, maestros normalistas y estudiantes, serán escuchados y serán atendidos directamente por la gobernadora que será su amiga y aliada”, dijo.

Incluso, prometió crear la universidad virtual de Guerrero, así como mejorar salarios, justicia laboral y sindical para el sector Salud, fortalecimiento y equipamiento de hospitales y clínicas.

“La cuarta transformación llegará a todos los rincones de Guerrero con políticas públicas de Bienestar, que atiendan a las y los guerrerenses más vulnerables”, dijo Pineda Salgado.

Sobre la actividad agrícola, se comprometió a impulsar la reconversión de cultivos para “darle la oportunidad” a los campesinos de tener “un modo honesto, pero sobre todo digno, de vivir”, expresó en referencia a los sembradores de amapola.

En el tema turístico dijo que impulsará no solo Acapulco, Ixtapa y Taxco.

“Seremos destino atractivo para las inversiones, porque habrá seguridad y certeza, se crearán las condiciones para que se asienten capitales que generen beneficios con el pueblo y para el pueblo, cuidando nuestro medio ambiente. El turismo debe ser un motor de la economía, sustentable, integrador y accesible”, refirió.

Sobre la prevención de la violencia contra las mujeres dijo que su administración atenderá este problema.

“Es necesario afrontar estos actos que se manifiestan en diferentes formas, desde el hostigamiento verbal, violencia física, acoso en las calles y en las escuelas, los matrimonios forzados, y su expresión más grave: el feminicidio”. 

Luego, dijo que se firmarán acuerdos con comunidades para erradicar los matrimonios forzados y la venta de niñas y adolescentes, como lo establece la Ley 701 de Reconocimiento, Derechos y Cultura de los Pueblos y Comunidades Indígenas de Guerrero.

“Me comprometo a terminar con la vergonzosa práctica de la venta de niñas, eso no debe existir y no se debe escudar en usos y costumbres algo que es una total violación a los derechos humanos de las mujeres”, dijo la exdelegada de la Secretaría de la Mujer en Acapulco durante los gobierno de Ángel Aguirre Rivero y Héctor Astudillo Flores.

Después del acto protocolario, la gobernadora de Guerrero se trasladó a la sede del Poder Ejecutivo, en Chilpancingo, donde encabezó un acto público y llamó a dejar atrás las diferencias políticas.

Comentarios