Sonora

Siete años esperando justicia por el derrame tóxico en los ríos Sonora y Bacanuchi

A 7 años del derrame tóxico en los ríos Sonora y Bacanuchi, provocado por una minera subsidiaria de Grupo México, los Comités de Cuenca Río Sonora siguen sin encontrar eco a sus reclamos para una remediación efectiva.
viernes, 22 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A siete años del derrame tóxico en los ríos Sonora y Bacanuchi, provocado por la minera Buenavista del Cobre, subsidiaria de Grupo México, los Comités de Cuenca Río Sonora (CCRS) siguen sin encontrar eco a sus reclamos para una remediación efectiva y una debida atención a las víctimas afectadas por la tragedia ambiental.

En un comunicado difundido este viernes, el movimiento comunitario manifestó que valora las acciones que toma la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), pero aclaró que hasta el momento no se ha incorporado su opinión para lograr una verdadera remediación en las zonas afectadas.

“Es fundamental que las autoridades consideren que en estos encuentros se respeten los tiempos y horarios acordados, y que haya una respuesta clara a nuestras demandas. Llevamos siete años esperando justicia”, apuntó.

El colectivo sonorense, que el pasado miércoles 20 sostuvo un encuentro virtual con la titular de la Semarnat, María Luisa Albores, también pidió un espacio adecuado y con suficiente preparación y tiempos asignados para que la interlocución política pueda fluir y tener los resultados esperados.

En dicha reunión, dijo, la autoridad no respondió a sus demandas de cómo se incorporará a los afectados al Comité Técnico del Fideicomiso Río Sonora, y tampoco hubo respuesta sobre cuándo y de qué forma la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente dará respuesta a su solicitud de medidas cautelares por los impactos a sus derechos humanos en el consumo de agua contaminada.

Tampoco se abordaron los compromisos de años anteriores en relación con la instalación de una clínica especializada para atender a las víctimas cuya salud fue impactada por el derrame, así como de plantas potabilizadoras con capacidad para separar metales pesados, y la reubicación de pozos, entre otros temas pendientes.

Por ello, el colectivo exigió a la Semarnat compromisos claros, con cronogramas, y no únicamente reuniones informativas realizadas con premura.

“Coincidimos con la secretaria Albores en que para lograr una remediación efectiva debemos trabajar en conjunto, pero seguimos firmes en buscar compromisos concretos, con fecha y firma. Necesitamos poder decidir con honestidad y transparencia sobre las acciones para reparar los daños causados por Grupo México cuanto antes, y esto también incluye que todas las partes interesadas (INECC, Profepa, Semarnat, Conagua, Secretaría del Trabajo, Secretaría de Salud, y Cofepris) se articulen con eficiencia, pues ante la urgencia de tener agua limpia, no es suficiente presentar datos de la afectación sin tener una solución, y la responsabilidad que tienen todos los niveles de gobierno, incluyendo al gobernador Alfonso Durazo”, puntualizó.

Luego del encuentro referido, Albores Guillén publicó en su cuenta de Twitter, el siguiente mensaje: “Seguimos trabajando para atender la problemática ambiental del Río Sonora. El sector ambiental camina junto a las comunidades para garantizar su derecho a la justicia y a un territorio sano”.

Comentarios