Baja California

Sener niega permiso para construir planta fotovoltaica que Bonilla ya había licitado

La Secretaría de Energía (Sener) negó al gobierno de Baja California el permiso para construir la planta fotovoltaica que Jaime Bonilla “licitó” y calificó como “la más grande de América Latina”.
jueves, 7 de octubre de 2021

MEXICALI, BC (apro).- La Secretaría de Energía (Sener) negó al gobierno estatal el permiso para construir la planta fotovoltaica que Jaime Bonilla “licitó” y calificó como “la más grande de América Latina”.

“No le dimos el permiso para que se construyera la planta fotovoltaica, porque las entidades federativas no pueden licitar la red nacional eléctrica”, reveló Rocío Nahle, titular de la Sener.

“¿Cómo se le van a dar esos permisos?”, preguntó Nahle, y añadió: “Están mortificados porque la Comisión Reguladora de Energía no les ha dado el permiso, ni se los vamos a dar”.

El 15 de junio pasado, Jaime Bonilla “puso la primera piedra” de lo que, según él, sería la planta más grande del país y generaría 2 mil 546 megawatts al día, a través de paneles solares. Previo a ello, puso a licitación la construcción de la planta y la ganadora resultó ser la regiomontana Next Energy.

De acuerdo con las leyes federales, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) es la única autorizada para otorgar los permisos de generación de energía, y una vez que los autoriza, el ayuntamiento donde se instale la planta puede otorgar el cambio de uso de suelo

“La CRE no le dio el permiso ni el ayuntamiento, y esto es porque el ayuntamiento de Mexicali no puede dar el permiso para uso de suelo porque no tiene el de la CRE, así de fácil”, explicó la secretaria de Energía.

En el verano, el estado enfrenta un déficit de electricidad debido a los elevados consumos, por lo que debe comprar energía a privados de junio a septiembre; y la planta fotovoltaica, de acuerdo con Bonilla, daría “soberanía energética a Baja California”, única entidad que no está conectada a la red nacional de energía, e incluirla costaría entre 2 mil 500 y 3 mil millones de dólares.

El 22 de junio, a la semana del anuncio, la senadora por Baja California, Alejandra León, propuso un punto de acuerdo donde se exhortó a las autoridades federales indagar por qué el gobernador “licitó” la planta de energía. Lo anterior, porque el propietario de la empresa Next Energy, Eugenio Javier Maiz Domene, dijo que no tenían los permisos para iniciar la construcción.

Pese a ello, Bonilla llamó a un evento público y colocó la primera piedra en el lugar que acogería la fotovoltaica: el kilómetro 28 de la carretera Mexicali-San Felipe.

Ese día el gobernador comentó que cada vez que el primer mandatario visita el estado le menciona “la falta de soberanía energética”.

A fines de 2020, Bonilla también empezó a hablar de la necesidad de generar energía y del déficit que tiene el estado, por lo que Grupo Dragón, del empresario Ricardo Salinas Pliego, elalaboró dos proyectos: Central de Generación de Energía Eléctrica de 140 MW Cuernavaca y Central de Generación de Energía Eléctrica de 140 MW Centinela.

A diferencia de Next Energy, Grupo Dragón sí tiene su Manifiesto de Impacto Ambiental para instalar estas dos plantas, una en el ejido Cuernavaca y otra cerca de El Centinela, rumbo a La Rumorosa, sin embargo, desde México la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales ( Semarnat) “detuvo” los proyectos en mayo pasado, porque el gobierno federal ya había tomado la decisión de no otorgar un solo permiso más, pues venía la reforma eléctrica que el presidente envió al Congreso de la Unión, el pasado viernes.

“En el caso de Grupo Dragón, sí tiene la MIA, pero están suspendidos (los trabajos) y así van a seguir, menos se les va a autorizar con esto de la reforma eléctrica, ya no entra”, sentenció la secretaria de Energía, Rocío Nahle, en entrevista con Proceso.

Comentarios