Chiapas

Nace en Chiapas el primer bebé de la caravana migrante

Kevin Alfred nació a los ocho meses de gestación mediante una cesárea practicada a su madre Chrismene, de 27 años, en el Hospital Regional de Tonalá, y quien se recupera en una vivienda en el municipio de Pijijiapan.
jueves, 4 de noviembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – El pasado martes nació Kevin Alfred, en Tonalá, Chiapas, el primero de la Caravana Migrante, en su mayoría centroamericanos y haitianos que caminaron hasta llegar a México.

El alumbramiento se dio cuando pasaban por Chiapas, México, lo que convirtió al niño, que pesó 3.1 kilogramos, sin complicaciones, en un ciudadano mexicano de madre haitiana, informó El Diario de Nueva York.

El bebé nació a los ocho meses de gestación, mediante una cesárea practicada a su madre Chrismene, de 27 años, en el Hospital Regional de Tonalá, Chiapas, y que ahora se recupera en una vivienda en el municipio de Pijijiapan.

Jaqueline, quien dijo que era familiar de Chrismene, contó que la madre está contenta porque su bebé nació sano y anunció que se quedarán en Pijijiapan el resto de su convalecencia, pues no puede seguir caminando.

Chrismene perdió a su esposo en Panamá, pero a pesar de estar sola y embarazada decidió seguir su viaje a México, donde se unió a la caravana en la que viajan otras 60 mujeres embarazadas.

El alumbramiento confrontó al Instituto Nacional de Migración (INM) y los organizadores de la Caravana Migrante. En Mapastepec, Chiapas, le negaron la atención médica, por eso tuvo a su bebé en Tonalá.

“Las autoridades mexicanas querían regresarla hasta Tapachula. No quiso y fue dirigida al Hospital Regional de Tonalá, donde dio a luz”, señaló Irineo Mujica, un acompañante de los migrantes en su éxodo.

¿Qué pasará si nació en México?

De acuerdo con Mujica, además de que el bebé es ciudadano mexicano, el Estado debe protegerlos, por lo que el Instituto Nacional de Migración (INM) deberá tramitarles sus visas permanentes hasta el lugar donde están para no seguir en la caravana.

Ella y dos personas más están siendo ayudados por la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar).

La Caravana Migrante pretendía caminar a Oaxaca por la costa de Chiapas y después tomar camino hasta la Ciudad de México para regularizar su estancia en el país.

Ahora, después de haber caminado 130 kilómetros en 12 días, desde Tapachula hasta Pijijiapan, analizan cambiar su ruta hacia Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Comentarios