Guanajuato

Fiscalía de Guanajuato tenía en el Forense los restos de dos desaparecidos

El colectivo "Hasta encontrarte" denunció que la Fiscalía de Guanajuato tardó ocho y cuatro meses en identificar y entregar los restos de dos jóvenes desaparecidos a sus familiares.
miércoles, 1 de diciembre de 2021

GUANAJUATO, Gto. (apro).– Los restos de la joven María Guadalupe Mares Flores y del adolescente Luis Emmanuel Flores Vargas, desaparecidos desde septiembre del año pasado y junio de este año, respectivamente, fueron identificados y entregados a sus familiares por la Fiscalía General del Estado.

En el caso de Guadalupe Mares, irapuatense de 27 años, fue sustraída violentamente de su casa por civiles armados, quienes presuntamente la privaron de su libertad para vengarse de su expareja sentimental.

La joven fue desaparecida el 7 de septiembre del 2020; se pudo conocer que fue mantenida cautiva, torturada y finalmente asesinada, mientras su familia la buscaba e interponía una denuncia en la Fiscalía General del estado.

Los restos de Lupita fueron abandonados en marzo pasado junto a los de otras dos personas descuartizadas en la comunidad Lo de Juárez, en Irapuato. Ese día fueron recuperados por la Fiscalía General del Estado.

Pero el colectivo “Hasta encontrarte” dio a conocer que fue hasta el lunes 29 de noviembre cuando la familia de Lupita pudo recibir los restos para sepultarlos.

La Fiscalía había logrado identificar a Lupita a principios de noviembre, pero todavía pasaron 3 semanas más para entregar los restos a sus familiares.

“Las autoridades no la buscaron”, señalaron integrantes del colectivo.

En sus redes sociales, el colectivo dio a conocer la desactivación del Protocolo Alba difundido por la desaparición de Guadalupe Mares.

“El colectivo está de luto, encontramos a Lupita, lamentablemente sin vida; el dolor que sentimos como familia cada vez que nos dan una noticia así es indescriptible, no las queremos en bolsas negras, ¡ni una menos!”, publicó.

Y agregaron: “Ya basta que a los desaparecidos solo se les busque en fosas, queremos abrazarlos y no enterrarlos”.

Identificado en el Forense

En el caso de Emmanuel Flores Vargas, adolescente de 17 años, se encontraba desaparecido desde el 28 de junio, cuando fue visto por última vez en la comunidad de La Soledad.

En este caso, el cuerpo sin vida del menor fue encontrado al mes siguiente, en julio. Pero la Fiscalía tardó cuatro meses más en devolverlo a la familia.

El cuerpo de Emmanuel había permanecido en el Servicio Forense de la Fiscalía en Irapuato, según datos del colectivo, que exigió una vez más a dicha instancia avanzar en la identificación de los cuerpos y restos que tiene resguardados para entregarlos a sus familiares sin tanto retraso.

Comentarios