Nuevo León

Haitiano golpea a sacerdote en casa de migrantes de Monterrey

Un migrante de origen haitiano golpeó a un sacerdote cuando éste intervino para dirimir una discusión que el caribeño tenía con un joven de Guatemala, al que también lesionó en el exterior de la Casa Indi.
viernes, 10 de diciembre de 2021

MONTERREY, N. L. (apro).- Un migrante de origen haitiano golpeó esta mañana al sacerdote Felipe de Jesús Sánchez Gallegos cuando éste intervino para dirimir una discusión que el caribeño tenía con un joven de Guatemala, al que también lesionó a golpes, en el exterior de la Casa Indi, donde los tres se encontraban.

Fue el mismo cura, director del refugio de migrantes e indigentes, ubicado en esta capital, quien relató que el agresor, de nombre no proporcionado, aunque ya identificado, le dio un golpe que le provocó hinchazón y excoriación en el antebrazo derecho, aunque no requirió atención médica.

El haitiano escapó, mientras el migrante originario de Guatemala fue atendido por golpes en el cráneo, la boca y un pie.

De acuerdo con el sacerdote, el pleito inició porque el hombre procedente de Haití insultó al guatemalteco, con quien cohabita en la casa Indi, en la colonia Bella Vista, donde hay hospedados más de mil migrantes, de los que unos 800 son haitianos.

“Ocurrió hoy el incidente contra mi persona. Me quisieron golpear. Fue un ‘cariñito’ el que me pusieron. Fue porque se querían pelear dos pueblos: los haitianos contra los guatemaltecos. Eran dos personas. Uno ofendió al otro al decirle que nosotros éramos criados de ellos (los haitianos), porque ellos eran muchos. Eso ofendió al guatemalteco”.

Añadió: “Me puse en medio, agarré al muchacho del brazo y le dije: ‘vaya a la Policía y diga lo que está usted diciendo, sea hombrecito’. Entonces se molestó conmigo el haitiano, me dio el golpe y salió corriendo. Son personas que no saben dialogar y viven la ley del más fuerte”.

El religioso sostuvo que después del ataque se lanzó contra el haitiano para detenerlo, aunque fue contenido por otros de sus compatriotas, que permitieron que huyera.

El director de la Casa Indi detalló que el guatemalteco fue derribado por los golpes, aunque ya se recupera de las heridas que sufrió y que ameritaron vendaje en la cabeza. Y lamentó que jóvenes como el agresor contaminen el ambiente del albergue.

Actualmente en Casa Indi hay 833 haitianos que esperan obtener una visa humanitaria de las autoridades de México para quedarse a trabajar, destacó el padre Felipe de Jesús, entrevistado esta mañana después del incidente.

Recordó que hace meses llegaron unos mil 400 al refugio, pero con el paso de los días muchos de ellos han salido para rentar casas en puntos cercanos como la colonia Miguel Nieto, cerca de ahí, aunque los propietarios de las viviendas ya encarecieron el alquiler por el aumento de la demanda, y ahora los migrantes deben pagar 600 pesos por semana, cuando antes pagaban 300.

Algunos ya comenzaron a tramitar su asilo en Estados Unidos y han viajado a la frontera para iniciar con el procedimiento, aunque deben esperar en México a que concluya el trámite, de acuerdo al programa MPP (Protocolo de Protección a los Migrantes), también llamado ‘Quédate en México’.

 

Comentarios