Colima

El sector salud no "sufrió menoscabo" por donativo de medicamentos en Colima: farmacéutica

El diputado local del PT Carlos César Farías Ramos y la diputada federal exmorenista Claudia Yáñez Centeno demandaron que se investigue el origen de los medicamentos.
miércoles, 10 de febrero de 2021

COLIMA, Col. (apro).- La distribuidora farmacéutica Toka, S. de R.L. de C.V. afirmó que el sector salud “no sufrió menoscabo” como consecuencia del donativo de medicamentos para el covid-19 --cuyas cajas portaban la leyenda “Propiedad del Sector Salud”-- que hizo el médico Ugo Arturo Mendoza Aguilar a la Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en un acto que fue testificado por la precandidata de Morena a la gubernatura, Indira Vizcaíno Silva.

La aclaración fue realizada tras el escándalo que generó la publicación de fotografías, en Facebook, del acto de donación por parte del propio Mendoza Aguilar y Vizcaíno Silva, lo que motivó cuestionamientos de internautas en el sentido de que los fármacos pudieron haber sido sustraídos de manera irregular de alguna institución pública de salud.

Así también, el diputado local del PT Carlos César Farías Ramos y la diputada federal exmorenista Claudia Yáñez Centeno demandaron que se investigue el origen de los medicamentos.

De acuerdo con una carta dirigida “A quien corresponda”, fechada el lunes 8 de febrero pasado en Zapopan, Jalisco, y firmada por la representante legal de la farmacéutica Toka, Liliana Roque Tovar, esa empresa vendió 43 cajas del medicamento Norepinefrina de 4 mg con 50 ámpulas cada una, clave 612, lote 2006136, a la empresa Salud y Estética de Colima S.C.

La operación fue realizada por medio del representante legal de esta última, Ugo Arturo Mendoza, quien hizo el pago mediante transferencia electrónica y se emitió la factura A150.

La empresa farmacéutica, distribuidora autorizada de la línea de productos “en presentación de gobierno” de Laboratorios Alpharma S.A. de C.V., dijo haber adquirido a su vez de ese laboratorio el lote de fármacos mencionados, por cuya compra se generó el comprobante fiscal digital por internet número 0000 1000000 404555655.

Explicó que debido a que la emergencia sanitaria ocasionada por el covid-19 retrasó la producción y distribución de ese fármaco y a que el médico Ugo Arturo Mendoza informó que quería los medicamentos para donarlos al sector salud, “se le entregaron en cajas en presentación de gobierno con etiquetas para el sector salud”.

La representante legal de la distribuidora farmacéutica, Liliana Roque, se despidió “esperando que la presente aclare el origen del medicamento y que el sector salud no sufrió menoscabo”.

Previamente, el IMSS había difundido una tarjeta informativa al respecto, donde señaló que el donante “acreditó fehacientemente la propiedad de los bienes donados mediante Certificado Fiscal Digital por Internet (CFDI), el cual fue validado ante la página del Servicio de Administración Tributaria, en el que se describe el producto, lote, laboratorio y caducidad, los cuales coinciden con los bienes que fueron recibidos”.

Comentarios