Coronavirus

Colima endurece medidas ante aumento de casos de covid-19

El gobierno de Colima anunció medidas encaminadas a restringir la concentración de personas en lugares públicos y centros de trabajo, así como la suspensión de fiestas y el cierre de negocios que vendan alcohol
martes, 2 de febrero de 2021

COLIMA, Col. (apro).- Ante el repunte de casos de covid-19, que colocó a la entidad en semáforo rojo, el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez anunció la expedición de medidas encaminadas a restringir la concentración de personas en lugares públicos y centros de trabajo, así como la suspensión de fiestas y el cierre de negocios cuyo giro principal sea la venta y consumo de bebidas alcohólicas.

A través de un mensaje en video dirigido a la población, el mandatario dio a conocer la firma de un acuerdo avalado por el Comité Estatal de Seguridad en Salud, que entró en vigor este martes tras su publicación en el periódico oficial “El Estado de Colima”.

Los principales objetivos de las medidas aprobadas, dijo Peralta, son salvar vidas y dañar lo menos posible la economía, dado que “la gente también necesita trabajar”.

El acuerdo, mencionó, obliga a todos los negocios calificados como no esenciales, incluido el ambulantaje, a operar únicamente de lunes a viernes en un horario de 7 de la mañana a 8 de la noche, y no se permitirá el acceso a menores de cinco años, mujeres embarazadas ni personas adultas mayores, en tanto que los negocios considerados esenciales podrán abrir todos los días de 7 de la mañana a 10 de la noche.

Añadió que tanto los negocios esenciales como los no esenciales no podrán exceder una ocupación de 25% de su aforo, y para abrir deberán de registrar y aplicar los correspondientes protocolos sanitarios, mientras que en el caso de negocios cuya actividad principal sea la venta y consumo de bebidas alcohólicas, tendrán que permanecer cerrados.

En cuanto a las oficinas públicas, comentó Peralta, deberá privilegiarse el trabajo desde casa en forma obligada para personas de grupos de riesgo y no más de 25% de aforo en las oficinas, excepto en aquellas en que se realicen actividades esenciales.

El jefe del Ejecutivo estatal solicitó “respetuosamente al resto de instituciones públicas de otros órdenes de gobierno o poderes, que establezcan acciones similares”.

Las clases presenciales, indicó, continuarán suspendidas, y “un tema muy importante: deben suspenderse fiestas, pues generan aglomeraciones; insisto, no fiestas en estos momentos, cero eventos masivos”.

Solicitó a los ayuntamientos que “nos ayuden en esta tarea en el caso de fiestas en domicilios particulares, así como a las autoridades de Coespris, Protección Civil y Seguridad Pública en el caso de locales de fiestas”.

Pero lo más importante, subrayó, dirigiéndose a la ciudadanía: “necesitamos que tú nos ayudes, es imposible que la autoridad esté en todos lados, por más operativos que sigamos haciendo, no podemos solos, necesitamos de tu colaboración, de tu prudencia, de tu solidaridad, de tu respeto a la vida”.

Comentó que estas medidas son “el esfuerzo de muchas personas para lograr contener la pandemia en el estado, pero también tratando de cuidar los bolsillos de la gente. Como gobernador, mi trabajo es cuidar el beneficio de todos y es lo que pretendemos ahora; no podemos descuidarnos, un brote epidémico puede hacer mucho daño en poco tiempo”.

Peralta Sánchez recordó que hace apenas dos meses el estado se encontraba en semáforo amarillo, muy cerca del verde, pero ahora está en rojo con 397 casos activos en todo el estado, después de contabilizar 163 a finales de noviembre, y la ocupación hospitalaria de camas para atender infecciones respiratorias agudas aumentó de 11% a 44% en el mismo periodo.

Según las cifras que diariamente difunde la Secretaría de Salud y Bienestar Social, durante diciembre se registraron 45 muertes a causa del covid-19 en el estado, cifra que se elevó a más del triple en enero, con 139 decesos, para un acumulado de 1002 personas fallecidas desde el inicio de la pandemia.

Comentarios