Edomex

Cuatro aspirantes a rector en UAEMex; universitarios denuncian manipulación del proceso

Alfredo Barrera concluirá su encomienda en mayo próximo al frente de una institución inmersa desde 2015 en escándalos por su presunta participación en la Estafa Maestra.
jueves, 25 de febrero de 2021

TOLUCA, Edomex. (apro).- Cuatro aspirantes se registraron para contender por la Rectoría de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex) en un proceso sucesorio envuelto en señalamientos por la supuesta manipulación en la integración del Consejo Universitario, una convocatoria con requisitos que rebasan la ley y los estatutos, y violencia institucional de género.

Alfredo Barrera concluirá su encomienda en mayo próximo al frente de una institución inmersa desde 2015 en escándalos por su presunta participación en la Estafa Maestra, la falta de pago de cuotas al ISSEMyM, la negativa a que la Legislatura local designara a su contralor, el feminicidio de una profesora en las instalaciones de la máxima casa de estudios y un paro estudiantil provocado por denuncias de acoso.

Por orden cronológico, esta mañana se inscribió Aurora López Ovando, con 45 años de antigüedad en la institución, quien hasta hace unos días se desempeñó como directora ejecutiva de la Fundación UAEMex y, en la víspera, denunció que Barrera Baca le solicitó reunirse para exponerle que había revisado su expediente e incumplía los requisitos, por lo que no debía registrarse.

A López Ovando se le relaciona con el exgobernador Emilio Chuayffet, con quien incluso reconoció un vínculo de amistad desde que era niño; sin embargo, aseguró que ningún político incide en su intención de convertirse en rectora, pues su proyecto está integrado por universitarias y universitarios que desean un cambio.

Aurora López aclaró que su equipo jurídico revisa el esquema para impugnar, en caso de que le sea negado el registro, los requisitos de la convocatoria que no se encuentran considerados ni por la ley universitaria ni por los estatutos, como la obligatoriedad de haber impartido cátedra o haber realizado investigación en los tres años anteriores.

Precisó que entre la documentación que debían presentar los aspirantes, se encontraba una carta en la que se comprometían a no impugnar; en su caso, indicó que al final colocó la leyenda, en negritas: “no impugnaré, siempre y cuando no se violen mis derechos como universitaria”.

Ante la posibilidad de que en la recta final del proceso interno los inscritos declinen por el favorito (como tal se menciona a Luis Raúl Ortiz), dejó en claro no se adherirá a ningún candidato de unidad, y dijo esperar que la Comisión Especial Electoral actúe con apego a la ley.

A eso de las 10:00 horas, se registró Carlos Barrera, investigador y académico de la Facultad de Química, de donde también surgieron los exrectores Efrén Rojas y Rafael López Castañares.

Barrera Díaz se negó a opinar sobre la presunta violencia ejercida por el rector Alfredo Barrera contra López Ovando para evitar su registro; indicó que la convocatoria es abierta y cualquier universitario que cumpla los requisitos estaba en posibilidad de inscribirse; y dijo confiar en el proceso.

El tercero en formalizar sus intenciones fue Luis Raúl Ortiz, quien con Alfredo Barrera se desempeñó como secretario de Rectoría y como abogado de la máxima casa de estudios, por lo que se le considera el más representativo de la cúpula universitaria actual, también cercano a la Secretaría General de Gobierno.

Al ser cuestionado sobre el tema, Ortiz Ramírez indicó que, en todo caso, corresponde al rector especificar quién es su candidato; aclaró que la elección de su sucesor no será unipersonal, sino producto de la decisión colegiada de la Comisión Especial Electoral y el Consejo Universitario; y descartó que el proceso interno tenga dados cargados.

Bajo el argumento de que él no es el encargado de liberar las constancias, se negó a profundizar sobre las denuncias, principalmente de aspirantes mujeres, en el sentido de que se les negó el documento para inscribirse.

En razón de su encomienda, Luis Raúl Ortiz fue el responsable de responder, desde el punto de vista jurídico, los señalamientos por la Estafa Maestra y las denuncias de acoso de las estudiantes, incluso fungió como mediador con los paristas, quienes en algunos casos quedaron insatisfechos con su actuación, por lo que el aspirante les llamó a otorgarle un voto de confianza.

Al final de la jornada, se inscribió Yolanda Ballesteros, exdirectora de la Facultad de Lenguas, hija de Yolanda Sentíes Echeverría, secretaria de Ecología con el ex gobernador Arturo Montiel, quien consideró que ya es momento de que la UAEMex sea liderada por una mujer.

Los días previos, a través de las redes sociales, algunos académicos como Fermín Carreño, investigador de la Facultad de Planeación, denunciaron que con el pretexto de la pandemia fue renovado de forma unilateral (sin consultar a la comunidad universitaria) buen porcentaje del Consejo Universitario, el órgano encargado de elegir al nuevo rector, de tal manera que en la actualidad está integrado en su mayoría por alumnos y profesores afines a Alfredo Barrera.

Previo al registro, en redes sociales también hubo señalamientos en el sentido de que se frenó la participación de las mujeres al negarles la emisión de las constancias de antecedentes de responsabilidades desde la Dirección General de Evaluación y Control de la Gestión Universitaria (antes Contraloría Universitaria) y la Dirección de Recursos Humanos.

Más de

Comentarios