Campeche

Campeche reanudaría clases presenciales en abril: este es el plan

Las autoridades de Salud y Educación del estado de Campeche contemplan que el regreso a las clases presenciales en el estado sea en abril, tal como sugirió el presidente López Obrador.
jueves, 18 de marzo de 2021

CAMPECHE, Cam. (apro).- Las secretarías de Salud  y Educación de Campeche dieron a conocer el Plan de Reactivación Escalonada y Mixta de los Servicios Educativos en el estado, según el cual, si la situación epidemiológica lo permite, en abril próximo se reanudarán las clases presenciales en una etapa piloto que arrancará en localidades rurales de escasa conectividad. 

La primera etapa piloto atenderá a 137 primarias multigrado de comunidades rurales con escasa conectividad. 

En esa fase se prevé iniciar las clases presenciales en abril en las localidades de Caña Brava, La Esmeralda, Puerto Arturo, Vista Alegre y Juan de la Barrera, de los municipios de Calakmul, Candelaria y Carmen. Además, se sumarán los servicios educativos a cargo del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe).

En la segunda fase se planea reactivar 293 escuelas ubicadas en localidades con baja densidad poblacional, es decir, con menos de mil habitantes.  

La tercera, se extendería al resto de las escuelas de nivel básico, en todas las modalidades y servicios, y dependerá de la situación epidemiológica de la entidad y de lo que en su momento instruya el Consejo Estatal de Salud.

En un mensaje videograbado, los secretarios de Salud, José Luis González Pinzón, y de Educación, Ricardo Koh Cambranis, informaron a la comunidad que el pasado 10 de marzo, el Comité Estatal de Seguridad en Salud acordó elaborar la estrategia para reabrir las escuelas.

Koh Cambranis recordó que previamente, con apoyo del Instituto Tecnológico Superior de Champotón, se aplicó una encuesta con padres de alumnos de Educación Básica para conocer su opinión sobre distintos aspectos relacionados con la educación de sus hijos en el contexto de la pandemia y el retorno a las clases presenciales.

Informó que respondieron al ejercicio más de 62 mil personas, 71.6% de las cuales estuvo en desacuerdo con el regreso a clases presenciales en el actual  ciclo escolar. Por otra parte, 67.3% de los encuestados reconoció que la educación a distancia no es efectiva.

Aseguró que esas opiniones se tomaron en cuenta en la elaboración del Plan para la Reactivación Escalonada Mixta de los Servicios Educativos de Nivel Básico, de modo que será voluntaria la asistencia de alumnos a las actividades presenciales de reforzamiento educativo.  

Resaltó que la reapertura de los servicios educativos no significa un retorno a clases presenciales, sino una medida en favor de la equidad y la inclusión, pues se busca que los alumnos que por causas ajenas a su voluntad, condiciones sociales y económicas de sus entornos familiares y comunitarios, pudieran presentar mayores problemas para seguir el modelo educativo a distancia. 

Dijo que el propósito de este plan “es apoyar los aprendizajes mediante actividades presenciales de asesoría académica y apoyo socioemocional, que estarán a cargo de los docentes”.  

“Con esta estrategia, se pretende atender a los alumnos que se encuentren en situación de rezago educativo o en alerta de abandono escolar y asistir pedagógicamente a los padres de familia para que continúen apoyando a sus hijos en casa”, argumentó.

Expuso que cada escuela autorizada para volver a abrir, con el acuerdo de padres, docentes y directivos, determinará libremente los días y horarios en que atenderán a los alumnos¸ además que asistir o no a estas actividades no influye en las calificaciones, ya que las actividades de reforzamiento son independientes del programa de estudios.

Detalló que los requisitos que deben cumplir las escuelas para que se les autorice reanudar actividades presenciales escalonadas son: que todo el personal docente, directivo, de supervisión y administrativo del plantel haya completado el esquema de vacunación contra el covid-19; lo mismo que todas las personas de 60 años y más residentes en la localidad donde su ubica el plantel.

En esas escuelas deberá instalarse el Comité Participativo de Salud Escolar, conformado por el director del plantel, docentes y padres de familia, que serán corresponsables en la observancia de los protocoles de seguridad sanitaria: filtro sanitario de entrada, sana distancia, uso obligatorio del cubrebocas y atención individualizada o en grupos reducidos a los alumnos.

Previo al inicio de las actividades presenciales, en estas escuelas se debe haber realizado labores de limpieza, desmonte y mantenimiento para operar de manera segura y correcta.

Por su parte, González Pinzón aseguró que esta estrategia “no es de ninguna manera un ejercicio de acierto y error, de pruebas o de laboratorio; es por el contrario, un conjunto de acciones seguras para la convivencia escolar”. 

Es, dijo, “un primer paso para reactivar la normalidad en las escuelas, la comunidad y sociedad, dentro de una estrategia general que favorece la equidad y la inclusión educativa”. 

Aclaró que el retorno a las aulas será voluntario para los padres de familias y reiteró que sólo podrá darse cuando la situación epidémica se encuentra en riesgo bajo, es decir, cuando el semáforo epidémico esté en color verde.

Y confió en que el gobierno federal logre, según sus proyecciones, alcanzar la cobertura del 70% de la población vacunada antes de concluir el presente año; y que de manera más oportuna alcance el 100% de la vacunación en los adultos mayores y en el personal educativo”, pues si el riesgo epidemiológico aumenta, las clases presenciales se suspenderán nuevamente. 

Comentarios