Violencia

Asesinan en Veracruz a líder local del PAN en sierra de Zongolica

La lideresa panista presentaba impactos de bala en la cabeza, cara y pecho.
jueves, 1 de abril de 2021

XALAPA, Ver. (apro).- La excandidata a la presidencia municipal de Astacinga por el PAN, María Guadalupe Reyes Raygoza, fue asesinada a balazos en el exterior de su domicilio, cuando hacía faena doméstica y dos sujetos la atacaron a balazos.

Con signos vitales, Reyes Raygoza fue trasladada a un hospital de Tlaquilpa en la sierra de Zongolica, donde perdió la vida.

De acuerdo a los primeros reportes policiacos, los hechos ocurrieron a la altura de la congregación de Rancho Nuevo, a un costado de la carretera Astacinga–Tehuipango.

Los sicarios que privaron de la vida a María Guadalupe Reyes huyeron con rumbo desconocido, pese al operativo policíaco que se armó para tratar de dar con los responsables, pero no se tuvo éxito.

La lideresa panista presentaba impactos de bala en la cabeza, cara y pecho.

La previa del periodo electoral se ha tornado violenta en Veracruz: el 15 de febrero la precandidata del PVEM a la alcaldía de Cosoleacaque, Carla Enríquez Merlín y su madre, la exdiputada local priista, Gladys Merlín Castro, fueron privadas de la vida en el interior de su domicilio. Por este doble homicidio hay dos policías interbancarios detenidos y quienes eran los encargados de la vigilancia de la residencia.

El día 11 de febrero, Gilberto Ortiz Parra, precandidato de Morena a la alcaldía de Puente Nacional, fue asesinado por un sicario quien le disparó en varias ocasiones cuando éste se encontraba a bordo de su vehículo y se disponía a salir a una reunión con la militancia de Morena.

El exalcalde de La Perla y precandidato del PRI a la alcaldía de La Perla, José Melquíades Vázquez, fue ultimado a balazos el pasado 4 de marzo en las afueras de la alcaldía de Mariano Escobedo. Un día después, el gobernador Cuitláhuac García confirmó que el político tenía amenazas del crimen organizado. Explayó que el hijo de Melquiades, José Andrés Vásquez, fue secuestrado, torturado y asesinado en septiembre del 2020.

Ayer, García Jiménez pidió a los partidos políticos “no echar la bolita al gobierno”, cuando haya ataques a sus actores políticos, pues en muchas ocasiones hay servidores públicos y exservidores públicos vinculados a la delincuencia organizada. 

Comentarios