Baja California

Bonilla publica declaratoria de expropiación del club "Campestre" ubicado en Tijuana

En caso de que la expropiación se concrete y los amparos no surtan efecto, el gobierno tendría que indemnizar a los socios con mil millones de pesos.
martes, 13 de abril de 2021

TIJUANA, BC (apro).- Con el argumento de “utilidad pública”, el gobernador Jaime Bonilla publicó hoy la declaratoria de expropiación del club privado “Campestre”, por lo que en ese sitio se creará el “complejo interactivo campestre”, con ingreso al público en general.

Actualmente el club Campestre es de uso exclusivo para sus socios, alrededor de 200, y su membresía tiene un valor de 80 mil dólares, aproximadamente. Su extensión es de 50 hectáreas y cuenta con campo de golf, bar, una alberca exterior y otra interior, gimnasio, salón de eventos, terraza para 70 comensales, dos restaurantes, canchas de tenis, ráquetbol, futbol, basquetbol y sauna.

El pasado 27 de enero, Bonilla anunció la posibilidad de expropiar el club, al que acusó de adeudos de predial y agua. Hoy la expropiación fue publicada en el Diario Oficial del estado, mientras que particulares decidieron ampararse contra dicha determinación.

En aquella ocasión, a través de la plataforma “Va por México”, que creó junto con Claudio X González, dueño de Kimberly Clark, Gustavo de Hoyos Walther --entonces presidente nacional de Coparmex y hoy impulsor de la candidata de PRI-PAN-PRD a la gubernatura, Lupita Jones-- acusó a Morena de pretender llevar al país y al estado “al comunismo”. 

“Los gobiernos del partido de Morena empiezan a atacar a la propiedad privada… nos quieren llevar al comunismo”, publicó de Hoyos en sus redes sociales el 27 de enero pasado.

En respuesta a las críticas sobre la expropiación, Bonilla soltó: “Para empezar, es una propiedad que se robaron, nunca la adquirieron; lo que pasa es que nadie les decía nada, porque estaban coludidos con ese sector de la comunidad que nada más trataba de hacer dinero y expropiaban las cosas para ellos, y ahora es expropiar para toda la ciudad, la más poblada del país y que no tiene áreas verdes.”

Y dijo a sus socios: “¿Quieren tener una capa de bosque? Cómprenlo y no se queden con una propiedad que no es propia, porque el que ajeno se viste, en la calle lo desvisten”. 

Hoy, en el Diario Oficial de la entidad se estableció: “Los terrenos del club Campestre Tijuana son los más apropiados, idóneos e insustituibles para llevar a cabo la construcción y habilitación del proyecto denominado Complejo Interactivo Campestre, en virtud de que no se cuenta en la ciudad con ningún otro predio que cumpla con las características”.

En su declaratoria de utilidad pública, el gobierno estatal aclara que buscó otros predios y analizó el Rancho Cueros de Venado, Aguajes del Encino y San Antonio de los Buenos, pero por su ubicación no sé eligieron. En tanto, el club Campestre, que está sobre el bulevar Agua Caliente, en el fraccionamiento del mismo nombre, se consideró idóneo.

En la década de los setenta se pretendió expropiar dicho predio, pero los socios, como en esta ocasión, recurrieron al amparo, que terminó frenando al gobierno.

Ahora, en caso de que la expropiación se concrete y los amparos no surtan efecto, el gobierno tendría que indemnizar a los socios con mil millones de pesos, dado que para ello se considera el valor catastral y comercial, según el artículo 12 de la Ley Estatal de Expropiación; además, el proceso llevaría por lo menos un año, es decir que concluiría cuando Jaime Bonilla ya no esté en el poder y le heredaría el problema al nuevo gobernador del estado. 

Comentarios