Morelos

Hallan enterrado a su familiar desaparecido, pero vacaciones de juez retrasan su exhumación

Familiares del joven José Armando Meneses debieron buscar y localizar ellos mismos su cadáver; al avisar a la Fiscalía de Morelos les informaron que la orden para poder exhumar su cuerpo tardaría porque el juez está de vacaciones.
viernes, 2 de abril de 2021

JOJUTLA, Mor. (apro).- José Armando Meneses Soriano, de 24 años de edad, desapareció el pasado domingo en la zona sur de la entidad. Tras una semana de búsqueda, “correteando zopilotes”, sus familiares encontraron el cadáver enterrado en una casa de este municipio.

La familia denunció la desaparición ante las autoridades estatales, pero no recibió ayuda para localizar al ayudante de herrero.

“Nos encontramos en el Arenal Dos porque iniciamos una búsqueda para encontrar a mi hermano que se encuentra desaparecido, se encontraba desaparecido desde el pasado domingo, y nosotros como familiares no hemos parado de buscarlo. Fuimos a la Fiscalía y hasta apenas el día de ayer publicaron su foto, ahora sí que nosotros nos movimos por nuestros propios medios”, señaló Renata, hermana de José Armando.

Añadió: “El día de ayer, no puedo llamarle suerte, porque pues es mi familiar, encontramos sus pertenencias, una mochila que pertenecía a él y empezamos la búsqueda. Uno de mis hermanos, rascando en una casa encontró que sobresalió una extremidad de una pierna y él percibió por la vestimenta, que se trataba de mi hermano”.

Tras acudir a la Fiscalía General del estado para interponer la denuncia por desaparición de persona, unos 15 familiares de José Armando empezaron a buscarlo y a seguir su rastro.

Finalmente llegaron a la colonia Arenal Dos, en esta cuidad, donde tras cuatro días de búsqueda hallaron su mochila.

“Nosotros nos ubicamos, sabíamos hacia dónde él caminaba, por eso sabíamos el rumbo hacia dónde él pasaba, por eso tomamos la decisión de salir a buscar hacia este rumbo”, contó Renata.

Bajo un tejabán, uno de los hermanos se percató de que la tierra estaba removida. Ahí junto encontró una pala, con la que excavó un poco hasta que encontró una pierna. La ropa de la víctima correspondía con la que portaba José al momento de su desaparición.

A pesar de que el hallazgo se registró ayer, fue hasta este viernes cuando autoridades de Morelos acudieron a la zona para iniciar los trabajos de exhumación.

Pese a la insistencia de la familia, las autoridades argumentaron que para intervenir la zona necesitaban la orden de un juez --que está de vacaciones--, por lo que no podían proceder.

“Estamos en espera de que lleguen los servicios porque desde ayer nos tuvieron en espera, ya que (el cadáver) se encuentra en un lote privado, entonces no localizamos al dueño; nos manifiestan los vecinos que ya hace mucho tiempo que no se le ve por aquí, entonces sí nos es difícil, nos dicen que tiene que autorizar el juez una orden de cateo y de exhumación. Del juez nos refirieron que está de vacaciones y que no era posible, que iba a ser más tardado”, expresó la mujer.

María Eugenia Meneses Soriano, otra de las hermanas de José que participó en la búsqueda, pidió al gobierno de Morelos no revictimizar a los familiares de los desaparecidos.

“Que nos den solución a nuestro caso, que no nos interesa de plano si el juez esté de vacaciones o no, que él dé la orden, nos piden que el dueño autorice, tiene más de 10 años (que no lo ven), no sabemos si el dueño está vivo o está muerto, que nos den solución a la brevedad posible”, exigió.

“Como familiares nos duele y lo que quisiéramos es que nos entregaran el cuerpo de mi hermano para poderle dar una cristiana sepultura como corresponde, y pues que se pudiera agilizar el proceso. Nosotros entendemos su trabajo, entendemos el proceso y que es su trabajo”, agregó Renata.

Alrededor de las 14 horas de este viernes arribaron los Servicios Periciales para iniciar los trabajos de exhumación en el lugar donde fue encontrado el cadáver.

Hasta el momento el gobierno de Morelos no ha emitido información oficial sobre estos hechos.

Comentarios