Oaxaca

Sepultan a los siete indígenas zapotecos fallecidos en un enfrentamiento en la Sierra de Oaxaca

Los hechos ocurrieron el pasado viernes 23 de abril, alrededor de las 14:45 horas, cuando se reportó un ataque armado en la ranchería "El Guayabo", Sola de Vega, donde fueron asesinadas cinco personas de una sola familia y dos más de Santa María Sola, además de resultar tres personas heridas.
lunes, 26 de abril de 2021

OAXACA, Oax. (apro).- Con el intercambio de rehenes, el desplazamiento y resguardo de 21 habitantes de la ranchería El Guayabo a la oficina de Bienes Comunales de Sola de Vega, la liberación de personal retenido de la Fiscalía General de Oaxaca y el despliegue de las fuerzas de seguridad pública, familiares y deudos lograron sepultar a los siete indígenas zapotecos que fueron asesinados en un presunto enfrentamiento en la Sierra Sur.

A más de 24 horas de esta masacre supuestamente disfrazada de conflicto agrario, la Secretaría General de Gobierno presumió que brinda atención interinstitucional al conflicto entre las comunidades del municipio de Santa María Sola y la Agencia El Guayabo perteneciente a Villa Sola de Vega.

Los hechos ocurrieron el pasado viernes 23 de abril, alrededor de las 14:45 horas, cuando se reportó un ataque armado en la ranchería "El Guayabo", Sola de Vega, donde fueron asesinadas cinco personas de una sola familia y dos más de Santa María Sola, además de resultar tres personas heridas con disparo de arma de fuego.

De acuerdo a la carpeta de investigación 13470/FNSC/SOLA/2021 en el ataque armado fueron asesinados Benito M., Cristóbal M., Margarito M. y Roberto M., de la Ranchería El Guayabo. Un día después se confirmó la muerte de otra persona de esa ranchería.

De igual forma, la fiscalía reportó que en el supuesto enfrentamiento también resultaron muertos Francisco V. R., y Fernando V. V.

Mientras que al Hospital Básico de la Comunidad de Sola de Vega ingresaron lesionados por arma de fuego Camerino S. C., Raúl G. M., y Melchisedech V. C., donde supuestamente fueron sacados por un grupo armado.

Sin embargo, los cinco cuerpos de El Guayabo permanecieron expuestos alrededor de 30 horas hasta que logró ingresar la autoridad ministerial para ordenar el levantamiento de los cadáveres.

Fue hasta este domingo 25 cuando le dieron sepultura a los cinco habitantes de El Guayabo porque ya presentaban signos de descomposición.

Antes, la autoridad gubernamental destacó que en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública, la Defensoría de los Derechos Humanos de Oaxaca, la autoridad municipal de Santa María Sola y la representación agraria de Sola de Vega, lograron la liberación de las personas que por ambas partes permanecían retenidas, avanzando con esto en el proceso de reconstrucción del tejido social y generar paz en la zona.

La Segego exhortó a las autoridades municipales, auxiliares y de núcleos agrarios, a privilegiar el diálogo en sus conflictos, evitar generar un clima de violencia que afecte a los habitantes de sus poblaciones y construir una ruta que permita solucionar de manera pacífica sus diferencias.

Mientras que la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca informó que mantiene despliegue operativo en Villa Sola de Vega tras los hechos suscitados recientemente, priorizando el diálogo y el acuerdo para mantener la paz en este municipio.

Respecto a la presencia de un grupo armado que rescató tres heridos que se encontraban en el Hospital Básico de la Comunidad de Sola de Vega aclaró:

“En dicha comunidad no existe ningún comando armando, se trata de un grupo de ciudadanos inconformes que impedían que personal médico apoyara a las labores propias del servicio médico, mismas personas que resultaron heridas por el conflicto agrario que prevalece en el lugar, generando un enfrentamiento entre ellos”.

Por su parte, el Servicio de Salud de Oaxaca (SSO) manifestó que “restablecerán la atención médica del Hospital Comunitario de Sola de Vega a la brevedad posible, garantizando siempre las condiciones para atender a la población en general; así como salvaguardar la integridad física y emocional de las y los trabajadores de dicha unidad, mismos que atendieron directamente a los pacientes heridos que se encuentran en buenas condiciones de salud.

Por lo pronto, se mantiene un despliegue operativo en coordinación con la Guardia Nacional (GN) y la Policía Estatal en la zona; así como, en los centros médicos de la región.

Más de

Comentarios