Guerrero

Gobierno de Guerrero pagó atención médica de menor atacado por policías: Astudillo

La víctima es apodado Peluche” y es estudiante de primer año de preparatoria, jugador de un equipo amateur de la colonia La Poza y monaguillo de la iglesia local.
martes, 6 de abril de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, informó que su administración asumió los costos de la atención médica del adolescente que perdió una pierna tras ser atacado a balazos por agentes de la Policía Preventiva Estatal (PPE) en el puerto de Acapulco, el pasado fin de semana. 

Luego de que familiares de la víctima denunciaron la omisión institucional ante este caso de brutalidad policiaca, el mandatario guerrerense difundió esta mañana el siguiente mensaje en sus redes sociales:

“El secretario David Portillo, informó que se brinda atención en un hospital privado al joven que resultó herido en el condenable incidente del viernes pasado en Acapulco. Los gastos han sido cubiertos en su totalidad, instruí dar seguimiento puntual a este condenable hecho”. 

Añadió: “La Fiscalía General del Estado tiene a disposición a los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública en Guerrero (SSP), involucrados, no habrá impunidad en este caso. Desde el Gobierno del Estado estamos poniendo todo de nuestra parte que haya justicia para Mario”.

Hasta el momento, Astudillo no ha explicado si existe una investigación para determinar las causas por las que se negó la atención médica al adolescente en el hospital estatal Donato G. Alarcón, ubicado en la colonia Ciudad Renacimiento, como denunciaron los familiares de la víctima.  

Apro informó ayer que un adolescente de 15 años fue atacado a balazos por agentes de la PPE en el puerto de Acapulco y, ante la gravedad de las lesiones sufridas, los médicos tuvieron que amputarle la pierna derecha.

Familiares de la víctima, identificada como Mario, alias “Peluche”, estudiante de primer año de preparatoria, jugador de un equipo amateur de la colonia La Poza y monaguillo de la iglesia local, denunciaron públicamente que el gobierno de Astudillo Flores se ha negado a sancionar a los uniformados involucrados en la agresión, así como reparar el daño físico y moral del joven, quien convalece en un hospital privado porque le fue negada la atención en el sector público de salud.

La agresión se registró la noche del viernes 2, cuando “Peluche” viajaba en compañía de dos de sus primos en un auto compacto en las inmediaciones de la colonia Ciudad Renacimiento y fueron interceptados por los policías estatales que se desplazaban a bordo de la patrulla marcada con el número 506, narró en Facebook Dalia Diaz, tía del menor.

 

Más de

Comentarios