Jalisco

Asesinan a candidato a la presidencia del Comisariado Ejidal de Ayotitlán

Ubicada en la Sierra de Manantlán, esa zona se caracteriza por poseer grandes riquezas minerales y forestales, además de que ha sido escenario de fuertes conflictos derivados del extractivismo y la tala ilegal, así como de la disputa de una franja territorial por parte de Colima y Jalisco.
viernes, 9 de abril de 2021

COLIMA, Col. (apro).- A unos días de realizarse la asamblea en la que sería electa la nueva mesa directiva del Comisariado Ejidal de la comunidad indígena de Ayotitlán, Jalisco, uno de los tres candidatos fue asesinado: J. Santos Isaac Chávez, originario del poblado de Telcruz.

Ubicada en la Sierra de Manantlán, esa zona se caracteriza por poseer grandes riquezas minerales y forestales, además de que ha sido escenario de fuertes conflictos derivados del extractivismo y la tala ilegal, así como de la disputa de una franja territorial por parte de los estados de Colima y Jalisco.

De acuerdo con sus allegados, Isaac Chávez, de aproximadamente 42 años de edad, decía que como presidente del comisariado ejidal “iba a trabajar bien y a pelear lo que nos corresponde, para que ya no entreguen sólo migajas a los pobladores”.

Familiares de la víctima informaron que cerca de la una de la madrugada del sábado 3 llegó a su domicilio --en el barrio del Llano, de Telcruz-- un grupo de ocho o 10 hombres armados, quienes dijeron ser “del gobierno” y preguntaron por J. Santos Isaac, quien se encontraba durmiendo en una casa aledaña.

Al no obtener respuesta de parte de los familiares, los recién llegados se introdujeron a la vivienda con amenazas a la familia del líder campesino; golpearon a su esposa y a uno de sus hijos, por lo que Isaac Chávez salió del lugar en donde se encontraba y en ese momento lo sometieron y esposaron, le pidieron las llaves de su camioneta, una Mitsubishi blanca, y se lo llevaron a bordo de su propio vehículo.

—No se preocupe, señora, se lo traemos de regreso en unas dos horas —dijo uno de los hombres, quienes iban vestidos de civil y descubiertos de la cara, aunque no fueron reconocidos como habitantes de la región.

La familia se movilizó de inmediato para conseguir otro medio de transporte y emprender la búsqueda por las poblaciones y parajes de la sierra, incluso en la cabecera del municipio de Cuautitlán, al que pertenecen, pero fue hasta el domingo 4, alrededor de las 15 horas, cuando encontraron la camioneta desbarrancada con el cuerpo sin vida de J. Santos Isaac en su interior.

Hace casi ocho años y medio, el 23 de octubre de 2012, con un modus operandi similar fue sustraído de su domicilio, en el poblado Loma Colorada, el activista indígena Celedonio Monroy, defensor de los derechos de los pueblos indígenas y de los recursos naturales, quien hasta la fecha permanece desaparecido.

El presidente del Frente Regional pro Manantlán y Cuenca del Marabasco AC (Fremmar), Mario Ciprián Flores, comentó que, como consecuencia del asesinato de Isaac Chávez, la oficina de la Procuraduría Agraria en el municipio de Autlán suspendió hasta nuevo aviso la asamblea de elección de la nueva directiva ejidal, que estaba programada para este domingo 11 y ya se encontraban impresas las boletas con las fotografías de los tres candidatos inscritos.

Ciprián Flores refirió que los amigos de Isaac Chávez, previendo riesgos, le habían sugerido que se fuera durante la semana previa a la elección y regresara el mero día, pero él decía que no debía nada y se le veía tranquilo.

Sin embargo, semanas antes de su asesinato, el líder campesino aseguró haber recibido una llamada en la que alguien le comentó que quería hablar con él. “Parece que algo presentía, pero lo único que hizo fue ir a ver al delegado municipal de Telcruz y le dijo que iba a hacer su testamento, porque él no sabía qué podía pasar y no quería dejar desprotegida a su familia”.

Aunque hasta ahora las autoridades no han esclarecido el móvil del asesinato, Mario Ciprián piensa que el hecho tiene que ver con su participación en la elección por la dirigencia ejidal.

“J. Santos Isaac era muy buena persona, hace tres años ya había contendido por la presidencia del ejido y perdió por un solo voto, era un buen líder social y ahorita la mayoría de la gente lo apoyaba y parecía seguro que iba a ganar”.

Ciprián dice que hay muchos intereses en la zona, sobre todo por las cantidades millonarias que recibe cada año el ejido de parte de la empresa minera Peña Colorada a cambio de que le permita utilizar sus tierras para la actividad minera.

Entre los planes del líder campesino asesinado, cuenta, estaba la actualización del padrón ejidal y hacer uno solo, porque hay varios, así como ejecutar el registro legal del ejido, con todas las hectáreas que le fueron dotadas, pues actualmente “está en el aire y es difícil defender cuestiones legales”.

Más de

Comentarios