Puebla

Fiscalía de Puebla investigará agresión con las lacrimógeno contra familiares de víctima de feminicidio

La Fiscalía de Puebla anunció que investigará la agresión contra activistas y familiares de Zyanya, que el viernes fueron golpeados y rociados con gas lacrimógeno cuando protestaban en sus instalaciones.
sábado, 22 de mayo de 2021

PUEBLA, Pue. (proceso.com.mx).– La Fiscalía General de Puebla anunció que, a través de la Visitaduría General y la Fiscalía Especializada en Asuntos Internos, investigará las agresiones contra familiares de Zyanya, víctima de feminicidio y de activistas que fueron gaseados el viernes cuando trataron de ingresar a la dependencia.

En un comunicado, la FGEP además se deslindó del uso del químico contra los manifestantes, al asegurar que “no instruyó el uso de material alguno”.

“La Fiscalía General del Estado de Puebla dio vista a la Visitaduría General y a la Fiscalía Especializada de Asuntos Internos para investigar el proceder de personal de la institución ante la manifestación: no se tolerarán excesos, ni conductas ilícitas. La Fiscalía ha respetado y respeta libertad de expresión y no instruyó el uso de material alguno”, dice el breve comunicado.

En otra parte se hace mención que la protesta de los familiares y activistas se refiere a la investigación de un feminicidio en torno al cual una autoridad judicial ordenó la entrega de un inmueble a los propietarios y que se acordó con éstos dar mayor tiempo para ello.

Ordena juez investigar feminicidio

El Observatorio Nacional del Feminicidio (ONF) y el Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria informaron que el 10 de mayo de este año, un Juez de Distrito otorgó un amparo a los familiares de Zyanya Figueroa Becerril que obliga la Fiscalía General de Puebla a investigar el caso como un posible feminicidio.

Cabe recordar que, luego de que la joven doctora fue encontrada muerta el 16 de mayo de 2018 en su departamento, la Fiscalía de Puebla dio por hecho que se trató de un suicidio, pero sus familiares emprendieron desde entonces una lucha legal para exigir que se investiguen indicios que apuntan hacia un posible feminicidio.

En la sentencia, se declaran fundadas las impugnaciones de las víctimas de la muerte violenta de Zyanya y se pide que el fiscal reconduzca la investigación, con el fin de confirmar o descartar un posible feminicidio, mediante la realización de todos los actos de investigación necesarios para tal efecto y con perspectiva de género.

En la resolución judicial se pide que el juez de control ordene a la Fiscalía que investigue si el cuerpo tenía alguna muestra de violencia, y específicamente de violencia sexual, la existencia de signos de defensa y lucha, la presencia de signos o indicios criminalísticos de maltrato crónico anterior a su muerte, entre otras cuestiones.

También, el ONF y el Centro de DH Vitoria advierten que el miércoles 19 de mayo, se llevó a cabo una audiencia, la cual no fue notificada ni a la familia ni a las abogadas acompañantes, y que fue hasta la noche del jueves 20 de mayo cuando se les comunicó que el 21 se llevaría a cabo el desalojo del inmueble donde Zyanya Figueroa Becerril fue encontrada muerta.

Por ello, el viernes los familiares y activistas se presentaron en el departamento para exigir que no se entregara al propietario sin antes agotar todas las investigaciones sobre la escena del crimen.

Además, las organizaciones revelan que aparte de las agresiones con gas lacrimógeno, los empujones y golpes de los que fueron víctimas por parte de personal de la Fiscalía, durante el viernes la familia, las organizaciones y personas defensoras recibieron intimidaciones, acoso y hostigamiento por parte de las autoridades poblanas.

Comentarios