Violencia

Asesinan a integrante de la Comisión Estatal de Búsqueda en Guanajuato

El titular de la Comisión Estatal de Búsqueda, Héctor Díaz Ezquerra, recordó a Javier como un joven entregado a las tareas del organismo desde que ingresó al mismo, en noviembre pasado.
lunes, 31 de mayo de 2021

GUANAJUATO, Gto. (apro).- Javier Barajas Piña, integrante de la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas, fue asesinado la noche del pasado sábado 29.

Antes de formar parte del organismo, Javier buscó afanosamente a su hermana Lupita, una maestra desaparecida en febrero de 2020 y localizada sin vida en una fosa en Salvatierra, en febrero pasado.

El joven abogado de 27 años falleció por impactos de arma de fuego, que recibió cuando caminaba por la calle Abasolo del centro de Salvatierra, alrededor de las 11 de la noche, confirmó la Fiscalía General del estado (FGE), que inició una investigación para esclarecer el homicidio.

De acuerdo con medios de la región, vecinos del centro hicieron varias llamadas al 911 para reportar disparos, por lo que policías municipales y paramédicos acudieron al lugar indicado y encontraron el cuerpo sin vida del funcionario.

El titular de la Comisión Estatal de Búsqueda, Héctor Díaz Ezquerra, recordó a Javier como un joven entregado a las tareas del organismo desde que ingresó al mismo, en noviembre pasado.

“La verdad era bien dedicado y entregado; él venía de ser víctima, precisamente por el tema de su hermana, y pues se sumó con nosotros, y la verdad es que siempre (estaba) dispuesto a trabajar y apoyar. Es una pérdida muy fuerte para todos nosotros”, dijo Díaz Ezquerra.

En busca de su hermana

El 29 de febrero de 2020, la profesora de primaria Lupita Barajas Piña, de 32 años y madre de una niña, desapareció en una calle de Salvatierra tras salir de la casa de sus padres para comprar unas tortas para el almuerzo. Su desaparición causó gran conmoción en el estado.

La maestra --originaria de Salvatierra-- residía en Irapuato, donde daba clases en una escuela rural de la comunidad La Valencianita, cuando desapareció. Su familia la buscó cada día y se apoyó en los colectivos locales.

Fue entonces cuando Javier, hermano menor de Lupita, se convirtió en buscador y acudió a varios puntos de exploración en campo, que desde mediados de 2020 empezaron a recorrer las familias de personas desaparecidas, organizadas con las comisiones Estatal y Nacional de Búsqueda y con el resguardo de corporaciones federales y estatales.

A fines de octubre y principios de noviembre de 2020, autoridades y colectivos ubicaron y exploraron una mega fosa en un barrio de Salvatierra, de donde fueron exhumados 79 cuerpos en total, y el pasado 19 de febrero se dio a conocer que entre los restos fue identificado el cuerpo de la profesora. 

Además de colaborar en la Comisión Estatal de Búsqueda --donde pidió ingresar y fue aceptado--, Javier estudiaba una maestría en Criminología.

“Estaba integrado a las tareas de búsqueda en campo”, dijo el comisionado Díaz Ezquerra, evidentemente consternado.

 

Comentarios