Guanajuato

Vinculan a proceso a policía de Irapuato que mató a un menor de 12 años

Un juez vinculó a proceso a Pedro “N”, el policía municipal de Irapuato acusado de disparar su arma durante la detención de una pareja y herir a un menor de 12 años que murió al día siguiente en el hospital.
sábado, 26 de junio de 2021

GUANAJUATO, Gto. (proceso.com.mx).– Un juez penal vinculó a proceso y ordenó prisión preventiva para Pedro “N”, agente de la Policía Municipal de Irapuato acusado de disparar su arma de cargo durante la detención de una pareja que era acusada por una expolicía de haberle robado un tinaco, el 31 de mayo.

Uno de los disparos hirió a Christian, el hijo 12 años de la pareja detenida, quien falleció un día después en el hospital. Otro disparo alcanzó a un adolescente de 17 años, que resultó herido en un tobillo.

Vecinos y familiares, así como la propia madre de Christian, denunciaron públicamente que los seis agentes involucrados trataron de ocultar su responsabilidad en los hechos, proporcionando las balas faltantes al policía señalado.

Ese 31 de mayo, a la colonia Ampliación América arribaron dos patrullas para “atender una denuncia por el robo de un tinaco” hecha por una exagente de la misma corporación, que los llevó a la casa de la pareja que aseguró haber comprado el tinaco sin saber que era robado.

Los policías detuvieron a ambos en la calle Ampliación Managua, entre los reclamos de los familiares. Cuando ya se retiraban con la pareja en la parte trasera de una de las patrullas, el hijo de ambos lanzó una piedra. Entonces, el agente Pedro “N” sacó su arma e hizo varios disparos.

Christian fue llevado al hospital mientras sus padres permanecían por varias horas detenidos, acusados a fin de cuentas de una falta administrativa –ataque a la autoridad–. El menor fue intervenido quirúrgicamente, pero falleció a consecuencia de las lesiones producidas por el arma de fuego.

Los preventivos negaron en todo momento haber disparado. El secretario de Seguridad Pública de Irapuato, Pedro Cortés, avaló su versión hasta el jueves 24, cuando finalmente el elemento señalado como presunto responsable de la muerte del menor fue detenido por agentes de la Fiscalía General del Estado en el cambio de turno, en una de las delegaciones de la corporación.

La Fiscalía acusó al preventivo de homicidio calificado y homicidio calificado en grado de tentativa, en agravio de los dos menores de edad.

En un comunicado, la Fiscalía relató que, después de forcejear y someter a la pareja señalada por la exagente como supuesta responsable de robarle el tinaco y subirla a una de las patrullas, las dos unidades “se ponen en circulación en dirección del cuarto cinturón vial, momento en que el imputado saca de su cintura el arma de fuego corta a su cargo, y realiza varias detonaciones de arma de fuego en contra de las personas que se arremolinaron en el lugar, por curiosidad”.   

“Uno de los proyectiles disparados por el elemento impactó al menor de edad, quien perdió la vida el 1 de junio en las instalaciones del Hospital General, mientras recibía atención médica. En tanto, otro menor de edad se repone de las lesiones provocadas también por los disparos de arma de fuego”, señala el comunicado.

Luego de que se conoció la vinculación a proceso y la medida de prisión preventiva contra el agente, la Secretaría de Seguridad Pública municipal circuló un mensaje “a la opinión pública” en el que se dijo respetuosa de la investigación efectuada por la Fiscalía, de la que derivó la vinculación a proceso penal del elemento como presunto responsable de los dos delitos señalados.

“La Secretaría ha colaborado con la Fiscalía regional en todo momento para esclarecer los hechos”, señala el mensaje.  

Sin embargo, Pedro “N” no será dado de baja de la corporación –en la que labora desde hace cinco años– hasta que se determine su responsabilidad o no en el juicio, aclaró el secretario Pedro Cortés.

Sostuvo que él insistió en negar que alguno de los policías hubiera disparado ese día “porque fue la versión que tuvimos” de parte de los mismos preventivos.

Los otros cinco policías involucrados en el incidente continúan laborando normalmente, aún cuando la investigación de la FGE apuntó a que mintieron para cubrir a su compañero.

Comentarios