Baja California

Hank Rhon admite su derrota y rechaza acusaciones de Jaime Bonilla

Jorge Hank Rhon aceptó su derrota ante Marina del Pilar Ávila Olmeda, de Morena, y rechazó haber estado detrás de los hechos violentos en la jornada electoral, como acusó el gobernador Jaime Bonilla.
martes, 8 de junio de 2021

MEXICALI, BC (apro).– Jorge Hank Rhon, candidato del Partido Encuentro Solidario a la gubernatura, aceptó su derrota ante Marina del Pilar Ávila Olmeda, de Morena, y rechazó las imputaciones del gobernador Jaime Bonilla, quien lo acusó de estar detrás de los hechos violentos el día de la jornada electoral.

También se definió: “Yo ya no soy soldado del PRI, sino del PES”, y ante la posibilidad de que pueda contender en una tercera vez por la gubernatura respondió: “¿Podría? No sé qué tan terco soy, yo creo que no… lo único que planeo a largo plazo son los hijos”.

Adelantó que un “hankista” dirigirá al PES en el estado, pero no dio nombres.

De los señalamientos del gobernador Jaime Bonilla, quien lo acusó de ser responsable de la violencia electoral, lo calificó de “loquito”.

“Esta loquito, yo pa’ qué, definitivamente y, como repito, yo estoy seguro de que los bajacalifornianos quieren un gobernador que respete la ley, y de lo que se habla es de ilegalidades. Yo no tengo nada que ver con ellos.

“¿A mi qué me convenía? y sigo pensando lo mismo: que hubiera entre 40 y 50% de la votación. Me imagino que lo de las cabezas fue para inhibir el voto y yo lo que quería es al revés.”

El también empresario del sector de juegos y entretenimiento aclaró que “este es el último capítulo de la candidatura… mi campaña y mi labor terminó con la elección, mi partido es otra cosa. Lo mismo que sucedió en el municipio cuando competí: en esa ocasión dijeron que no estaba claro si ganaba o perdía, esta es una diferencia y ya declararon ganador. Yo voy a hacer lo que mi partido diga”.

Hank Rhon dijo desconocer porqué motivo el PES no ha presentado impugnaciones de casillas a pesar de haber detectado inconsistencias en varias de ella.

“Mi labor como candidato acabó en el momento de la elección, lo que sigue es labor de mis abogaos, en lo que a mi corresponde (sanciones directas a su persona y no al partido), y el otro es el PES, el PES definirá qué es lo que quiere”, y en este momento fue cuando se definió: “Yo ya no soy soldado del PRI sino del PES, ellos dirán”.

Finalmente dijo que, como ha sucedido con todos los gobernantes, es ponerse a sus órdenes, pero que no buscará reunión alguna.

Comentarios