Procuraduría Agraria

Ejidatarios toman Procuraduría Agraria en Ensenada, denuncian corrupción

El delegado en la entidad, Ricardo Cárdenas Gutiérrez, explicó que las acusaciones las hacen en “forma general, sin detallar cuál es el problema".
martes, 6 de julio de 2021

MEXICALI, BC. (apro).- Encabezados por Teresa de Jesús Ríos Pérez, ejidatarios del Valle de San Quintín, tomaron las instalaciones de la Procuraduría Agraria en la ciudad de Ensenada desde el martes 29 de junio; para exigir la remoción de servidores públicos por presuntos actos de corrupción.

De acuerdo con videos que circulan en la red, Iván Pastrana, delegado del Registro Agrario Nacional (RAN) en la entidad, instruyó a la ejidataria Ríos Pérez, para que mantuviera la toma de las instalaciones, por ello, pasadas las 18 horas de ayer (hora local), el representante federal fue removido del cargo por órdenes de la federación.

Iván Pastrana quedó en el RAN tras ser nombrado por Eduardo Cota, delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Cota fue removido de la Sedatu en septiembre de 2020, luego de que Proceso reveló sus nexos con Gerardo Sosa Castelán, quien fue detenido el 9 de septiembre de 2020 por presunto lavado de dinero cuando fungía como encargado del patronato de la Universidad de Hidalgo.

Proceso detalló cómo el entonces funcionario federal en la entidad, realizó un tinglado para reconocer como miembro del ejido Emiliano Zapata (enclavado en la zona vinícola del valle de Guadalupe), a Sosa Castelán, quien en lugar de construir instalaciones universitarias, como lo prometió a la comunidad, estaba edificando un restaurante con vista a los viñedos La Cetto; obra que finalmente quedó suspendida.

Teresa de Jesús Ríos Pérez es integrante del ejido Rubén Jaramillo y en diversas ocasiones ha pretendido ser la comisariada ejidal pero no ha tenido éxito. Ella y un grupo de ejidatarios acusan a funcionarios de la Procuraduría Agraria de actos de corrupción, aunque no especifican de qué se trata.

El delegado en la entidad, Ricardo Cárdenas Gutiérrez, explicó que las acusaciones las hacen en “forma general, sin detallar cuál es el problema. Nosotros estamos abiertos al diálogo, pero ellos lo rompieron. Y no estamos cerrados a que se realicen investigaciones si así lo consideran”.

También aclaró que los manifestantes no han permitido que se genere la investigación pues mantienen tomadas las oficinas.

Parte de los reclamos de los ejidatarios es que no entienden las razones por las cuáles fue destituido de Sedatu, Eduardo Cota, quien no ocupado ningún cargo desde septiembre de 2020.

Comentarios