Cancún

Justifican represión de recolectores de basura en Cancún; "traían bombas molotov"

La secretaria del Ayuntamiento de Benito Juárez justificó el uso de la fuerza para reprimir a recolectores de basura, al afirmar que planeaban arrojar bombas molotov al inmueble.
martes, 6 de julio de 2021

CANCÚN, Q. Roo. (apro).– La secretaria del Ayuntamiento de Benito Juárez, Flor Ruiz Cosío, justificó el uso de la fuerza pública para reprimir anoche a recolectores de basura que protestaban frente al palacio municipal, pues aseguró que los inconformes planeaban arrojar bombas molotov al inmueble. 

Añadió que los trabajadores de la empresa Intelligencia México, propiedad del exalcalde Carlos Canabal Ruiz, se aprestaban a bloquear otras importantes arterias viales de la ciudad, entre ellas la entrada a la zona hotelera.  

La tarde del 5 de julio, los trabajadores de Intelligencia México bloquearon con sus camiones recolectores la concurrida avenida Tulum, frente al Ayuntamiento, donde además vaciaron los desperdicios de sus contenedores, en protesta por la cancelación del contrato a esa empresa para la prestación del servicio en el municipio. 

Los quejosos exigían el pago del adeudo que, aseguran, el Ayuntamiento tiene con la empresa, debido al cual no les han pagado sus salarios desde hace meses; también pedían que se liberaran tres camiones de recolección que fueron asegurados por carecer de documentación.  

Al cabo de ocho horas, y agotada la posibilidad de diálogo ante la negativa de los manifestantes de abrir al menos un carril para liberar parcialmente la vía y recoger la basura que tiraron, llegaron al sitio policías antimotines encabezados por el secretario de Seguridad, Rubén Oyarvide Pedrero. 

Se les dio un plazo de 15 minutos para levantar el bloqueo antes de que las grúas se llevaran los camiones, pero los recolectores no cedieron y, por el contrario, arremetieron con piedras y palos contra los antimotines, que disolvieron la protesta con gas lacrimógeno.  

“Les pedimos que desbloquearán al menos un carril, se niegan. Estuvimos por más de seis horas entablando diálogo y, al ver que ya no había condiciones de diálogo, en ese momento nos damos cuenta, al estar cerca de esta multitud, que aparentemente traían bombas molotov, piedras y algunos artefactos que pudieran hacer daño tanto a la integridad de las personas que pudieran estar pasando por ahí, como a los negocios”, argumentó la funcionaria. 

Recordó que en el perímetro está la terminal de autobuses, bancos y hospitales, así como una serie de negocios que resultaron perjudicados por el cierre de la avenida. 

En la confrontación entre policías y manifestantes resultaron lesionados cuatro uniformados, entre ellos mujeres, y un reportero. Finalmente, ocho trabajadores fueron detenidos y 16 unidades retenidas.  

Además, el Ayuntamiento interpuso ante la Fiscalía General del Estado (FGE) las denuncias legales contra los agresores y advirtió que, en adelante, la única vía de comunicación que habrá con Intelligencia México será en los tribunales. 

El Ayuntamiento de Benito Juárez, cuya cabecera es Cancún, rescindió en diciembre pasado el contrato con Intelligencia México por incumplimiento. No obstante, mediante un amparo, la empresa del exalcalde continuó prestando el servicio de manera parcial.  

Oyarvide aseguró que la actuación policial se apegó a derecho y que en el sitio estuvieron observadores de Derechos Humanos, que dieron fe de que los agentes no estaban armados.   

Comentarios