Desaparecidos

Buscadoras de desaparecidos acuden a La Bartolina, pero no pueden entrar

Los familiares no pudieron efectuar ninguna actividad para la búsqueda dentro del predio delimitado con cintas amarillas donde, desde el 2017 han sido encontrados 500 kilos de restos humanos, de acuerdo a la Comisión Nacional de Búsqueda (CND).
jueves, 12 de agosto de 2021

REYNOSA, Tamps. (apro).- Un grupo de buscadoras de desaparecidos acudieron hoy al campo de exterminio de La Bartolina, en Matamoros, pero no pudieron ingresar al no estar presente ninguna autoridad ministerial.

Delia Quiroa, coordinadora de la Unión de Colectivos de Madres Buscadoras en Tamaulipas, viajó esta mañana con otras 15 personas en coches, desde Reynosa al sitio de exterminio, escoltados por elementos de la Guardia Nacional y de la Policía Estatal, que los protegieron, según explicó en entrevista.

Pero terminaron la jornada frustradas, pues pretendían atestiguar los trabajos en el campo, y ni siquiera pudieron aproximarse al sitio donde se han hecho las exhumaciones, ya que la autoridad federal se negó a acompañarlos, explicó la activista.

Estuvieron acompañadas, en la visita, por José Martín, titular de la oficina de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en Reynosa; Leonel Salinas, en representación de la Quinta Visitaduría; y Carlos Treviño, del Programa Especial de Presuntos Desaparecidos.

Los familiares no pudieron efectuar ninguna actividad para la búsqueda dentro del predio delimitado con cintas amarillas donde, desde el 2017 han sido encontrados 500 kilos de restos humanos, de acuerdo a la Comisión Nacional de Búsqueda (CND), aunque en días pasados hubo ahí diligencias oficiales de reconocimiento.

Si acaso, fueran del área restringida, encontraron huesos que estaban expuestos, por lo que llamaron al Ministerio Público de Matamoros, que acudió para resguardar el área de unos dos metros cuadrados.

Las señoras hicieron recorridos en los alrededores y encontraron una hondonada, en la que emprendieron su propia excavación, aunque sin encontrar restos humanos.

La coordinadora del colectivo dijo que aunque insistieron, con solicitudes por escrito, con la Fiscalía General de la República (FGR) y la CNB, para que los acompañaran, la negativa fue permanente.

“Anoche me contestó el Ministerio Público, que lleva la indagatoria de La Bartolina, que no me puede dar información porque no estoy en calidad de víctima en las dos investigaciones que llevan por esos hechos, pero si declaran que es campo de exterminio, no se puede reducir a dos investigaciones”, se quejó.

Dijo que ni siquiera solicitaban información específica, si no datos generales, sobre cuántas fosas se abrieron, y cuántos han dado positivos pues ella y sus compañeras también buscan familiares presuntamente secuestrados, y quieren ayudar en las pesquisas, sin entorpecer las investigaciones.

“No queremos interferir con el procesamiento que hacen ahí, queremos observar que lo estén haciendo bien, y queremos respuestas. Por qué nos revictimizan, por qué se niegan, por qué no hay apertura, porque nos obligan a pedir tregua al crimen organizado para ver si realmente están trabajando. Lo único que encontramos ahí fue cintas amarillas, es indigno e insuficiente”, dijo.

Lamentó que, además del resguardo que hay con cintas de plástico, la policía estatal haga solamente rondines rondines, lo cuál representa un resguardo insuficiente en el campo de exterminio usado por criminales.

Esta noche las buscadoras determinarían si pernoctaban en Matamoros o regresaban a Reynosa.

Comentarios