Oaxaca

Oaxaca castigará saqueo del patrimonio cultural de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas

En todo México se han registrado 39 casos de plagio por parte de 23 marcas de moda como Zara y Carolina Herrera --entre 2012 y 2019--, que se apropiaron de diseños de comunidades indígenas de Oaxaca, Chiapas e Hidalgo.
lunes, 16 de agosto de 2021

OAXACA, Oax. (apro).- Con una reforma constitucional, el Congreso local aprobó castigar el saqueo del patrimonio cultural --material e inmaterial-- de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas, y proteger la propiedad intelectual colectiva y todos los elementos que la conforman.

Mediante una reforma al párrafo cuarto del artículo 16 de la Constitución Política local, se busca proteger a los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas del plagio y robo de la cultura colectiva oaxaqueña.

En todo México se han registrado 39 casos de plagio por parte de 23 marcas de moda como Zara y Carolina Herrera --entre 2012 y 2019--, que se apropiaron de diseños de comunidades indígenas de Oaxaca, Chiapas e Hidalgo.

En el caso de Oaxaca, en los últimos años indígenas mixes, zapotecas y chinantecos denunciaron que diseñadores extranjeros plagiaron elementos y patrones gráficos que componen y representan la identidad de los pueblos originarios.

En junio de 2015, las autoridades municipales de Santa María Tlahuitoltepec denunciaron que la diseñadora francesa Isabel Marant plagió el diseño sus blusas mixes Xaamïxuy, prenda que expuso en su colección “Etoile” primavera-verano 2015.

Posteriormente, en agosto de 2016, habitantes zapotecas de San Antonino Castillo Velasco denunciaron que la marca argentina Rapsodia plagió el diseño tradicional de la blusa de la comunidad, para presentarla en su colección de invierno 2016 con el nombre de “Marion Missy”.

Luego, en marzo de 2017, la comunidad indígena chinanteca de San Juan Bautista Tlacoatzintepec denunció el plagio de textiles diseñados de su huipil, por parte de la marca española Intropia.

En 2020, la diseñadora Carolina Herrera lanzó una nueva colección titulada “Resort 2020”, con bordados indígenas de Oaxaca.

En enero de 2021, la marca australiana Zimmermann plagió el huipil mazateco con el diseño e iconografía correspondiente a las poblaciones mazatecas de Huautla de Jiménez y San Bartolomé de Ayutla, para su colección Resort Swim 2021, con la pieza “Pictured, the Riders Panelled Tunic Dress & Wide Brim Boater”.

En abril del mismo año, mujeres mixtecas de la cooperativa Púrpura Tixinda denunciaron públicamente a la marca “Púrpura Mixteco” por utilizar sus diseños para promoverse, cuando en realidad son “revendedores de textiles de nuestra región que usurpan el nombre y la imagen de integrantes de nuestra cooperativa para legitimarse”.

En julio de 2021 se denunció el nuevo plagio de diseños textiles del pueblo mixe de Santa María Tlahuitoltepec, al tiempo que condenó enérgicamente la utilización de diseños de la blusa Xaam nïxuy por parte de la empresa estadunidense Anthropologie.

Congreso refuerza acciones contra plagio

Por esos agravios, el Congreso local aprobó una reforma constitucional para reforzar la protección de la propiedad intelectual cultural colectiva de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas, y castigar acciones como su saqueo y plagio.

Esta reforma garantiza la creación de mecanismos para la protección a sus derechos fundamentales, evitando la violación a sus garantías, a su forma de vida y a sus buenas prácticas en cualquier ámbito de su existencia, tal es el caso de sus expresiones artísticas y culturales.

El decreto instruye al Poder Legislativo a realizar la armonización legislativa secundaria en materia de protección a la propiedad intelectual colectiva, en un plazo de 180 días naturales a partir de la publicación en el Periódico Oficial del estado de Oaxaca por parte del Poder Ejecutivo.

Más de

Comentarios