UDLAP

Derbez usó la UDLAP Jenkins Graduate School como "fachada" para defraudar más de 100 millones de pesos: abogado

"Supuestamente esta escuela le cobraba a la UDLAP por siete postgrados y no había nadie titulado y facturaban millones de pesos anuales", asegura Rodrigo Gurza Cárdenas, representante legal del patronato nombrado por la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada de Puebla.
viernes, 20 de agosto de 2021

PUEBLA, Pue. (apro).- El exrector Luis Ernesto Derbez Bautista y sus colaboradores más cercanos habrían creado la UDLAP Jenkins Graduate School como una “fachada” para sustraer más de 100 millones de pesos de la propia institución con lo cual incurrieron en el delito de fraude específico, informó el abogado Rodrigo Gurza Cárdenas.

El representante legal del patronato nombrado por la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada de Puebla dijo que, aunque los abogados del ex canciller han dicho que Derbez se presentará de manera voluntaria, ya las autoridades han girando oficios a la Interpol y a la Secretaría de Relaciones Exteriores para emitir la ficha roja y migratoria para su búsqueda.

Al mismo tiempo, indicó que se siguen integrando otras carpetas en los que también está involucrado el exrector de la UDLAP, entre ellos una investigación federal y otra estatal en las cuales se le acusa de lavado de dinero, delincuencia organizada y otros.

Igual, confirmó que existe otra denuncia relacionada con el uso de empresas de las llamadas “factureras” para sustraer recursos de la universidad.

En el caso de la orden de aprehensión que ya se emitió, indicó que se refiere a la UDLAP Jenkins Graduate School que fue creada por el propio Derbez y equipo de colaboradores más cercanos en el año 2015 supuestamente para impartir postgrados en la Ciudad de México.

“Supuestamente esta escuela le cobraba a la UDLAP por siete postgrados y no había nadie titulado y facturaban millones de pesos anuales...hicieron toda la fachada, pusieron oficinas y demás, pero la realidad es que no operaba y la universidad le pagaba millones de pesos, el detrimento es por arriba de 100 millones de pesos”, detalló.

Gurza indicó que esta institución es una de las más de 10 empresas que el panista creó para hacer triangulaciones y poder sustraer dinero de la UDLAP, luego de que ésta es una fundación de asistencia privada y por lo tanto, todas sus ganancias se deben destinar a becas o reinvertir en la propia institución para mejorar sus servicios educativos.

En la UDLAP Jenkins Graduate School eran socios además Mónica Ruíz Huerta Puebla y Mario Vallejo Pérez, quienes eran Vicerrectores Administrativo y de Finanzas y Desarrollo Institucional, respectivamente, así como Jesús Salvador Mijangos Patiño, ex Director General de Asuntos Jurídicos

También había otras sociedades en las que participaban los abogados Virgilio Rincón Salas y Alejandro González Muñoz, quienes a la vez eran representantes legales de la Fundación Mary Street Jenkins.

En cuanto a la suspensión de amparo que reclama hacer efectiva el patronato encabezado por Margarita Jenkins de Landa para que se les devuelva el campus de la UDLAP, Gurza Cárdenas aseguró que es inejecutable, pero que además esa resolución ya está impugnada.

“La suspensión que quieren hacer valer es para efectos restitutivos o actos consumados lo cual es tema de fondo de un amparo, no de una suspensión y entonces la suspensión tiene irregularidades, es imposible que se pueda ejecutar y de todas maneras ya está impugnada que es lo más importante”, sostuvo.

Gurza Cárdenas también rechazó que en el caso participe el despacho del panista Roberto Gil Zuarth como lo acusó el patronato destituido de la FMSJ; en cuanto a la participación del despacho de Guillermo Barradas, indicó que éste fue contratado por la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada.

Rechazó que él represente los intereses del gobernador Miguel Barbosa Huerta, como lo acusa la FMSJ. “Yo soy priísta, no tengo nada que ver con la 4T, a mí me contrató el patronato para que haga mi chamba y punto”, expresó.

En torno a la denuncia de la FMSJ por supuestas irregularidades cometidas por el juez 24 de lo Civil de la Ciudad de México, Roberto Yáñez, el abogado explicó que, al haberse impugnado el caso, este juez envió el expediente a un “tribunal de alzada”.

No obstante, los representantes del patronato destituido se equivocaron y dirigieron a este juez la solicitud de hacer efectiva la suspensión para que les regresara el campus de la universidad, cuando ya el expediente está en otra instancia.  “Han cometido errores y yo no les voy a corregir la página”, mencionó.

Comentarios