Chiapas

Indígenas no se irán de Pantelhó hasta que tome posesión el gobierno electo democráticamente

La mayoría de las casas están cerradas. Aquellos que no se fueron de Pantelhó, huyendo de la violencia, permanecen en sus viviendas, atemorizados por la rebeldía de 86 comunidades contra un grupo político, caciquil y criminal que se apoderó del gobierno municipal desde hace más 15 años. 
martes, 3 de agosto de 2021

PANTLEHÓ, Chis. (apro).- Luego de tres horas de diálogo y negociación, indígenas tzotziles y tzeltales --bases de apoyo del grupo de autodefensas de El Machete-- advirtieron que no dejarán la cabecera municipal, hasta que en el ayuntamiento quede un gobierno electo democráticamente por las autoridades de las 86 comunidades. 
 
Cientos de hombres encapuchados tomaron Pantelhó los días 26 y 27 de julio, cuando ingresaron y quemaron todas las casas del “grupo criminal Los Herrera”, así como de funcionarios municipales ligados al “narco ayuntamiento”, como han dado en llamarle. 
 
Desde esa fecha, los indígenas se mantienen en la plaza central y la sede del ayuntamiento municipal, donde apilaron leña e improvisaron fogones a la intemperie para cocinar sus alimentos. 
 
Grupos de indígenas encapuchados, con palos o machetes, patrullan todas las calles a pie y en camionetas, y a cada tanto se cruzan con elementos de la Guardia Nacional y del Ejército Mexicano, que con fusil en mano caminan por todo el pueblo o se les ve en los vehículos militares. 
 
La mayoría de las casas están cerradas. Aquellos que no se fueron de Pantelhó, huyendo de la violencia, permanecen en sus viviendas, atemorizados por la rebeldía de 86 comunidades contra un grupo político, caciquil y criminal que se apoderó del gobierno municipal desde hace más 15 años. 
 
Tras escuchar las demandas de los inconformes, los representantes de los gobiernos estatal y federal regresaron hoy a la capital del estado para volver el próximo viernes 6, cuando se realizará una reunión en el interior del jardín de niños Francisco Gabilondo Soler, en esta ciudad, donde pernoctan militares desde el 8 de junio. 
 
Los indígenas plantearon seis demandas a los funcionarios gubernamentales: reconocer que existe el crimen organizado en el municipio; ser reconocidos como pueblos originarios sujetos de derechos, e investigar y castigar a los responsables por los crímenes cometidos en los últimos 20 años, de los que responsabilizan a Los Herreras, sus hijos y su grupo de pistoleros. 
 
Además, que se auditen los recursos del ayuntamiento de 2018 a la fecha, y que renuncien la alcaldesa Delia Yaneth Velasco Flores y su esposo, el alcalde electo Raquel Trujillo Morales, porque –advirtieron-- ya no permitirán el regreso al municipio de estos personajes que ya fueron expulsados. 
 
Tras finalizar el diálogo con los funcionarios estatales y federales, los miembros de la Comisión de Diálogo se dirigieron a la plaza donde estaban presentes los agentes y representantes de las 86 comunidades rurales marginadas de Pantelhó. 
 
Ahí acordaron que no se moverán de la cabecera municipal y que permanecerán hasta que sus demandas se hayan cumplido. No se irán, hasta que el 1 de octubre se instalen las nuevas autoridades municipales electas por el sistema de usos y costumbres, dijo Pedro Cortes López, coordinador de los 20 comisionados de las comunidades de Pantelhó para el diálogo con las autoridades gubernamentales.
 
 

 

Comentarios