Cerro del Chiquihuite

Continúa la búsqueda de dos personas en el Chiquihuite, aunque con menos rescatistas

Autoridades de Edomex decidieron reducir el número de rescatistas que buscan a dos personas desaparecidas en el cerro del Chiquihuite, en Tlalnepantla, ante el riesgo de nuevos colapsos en la zona.
miércoles, 15 de septiembre de 2021

TLALNEPANTLA, Edomex (apro).- Ante el alto riesgo de nuevos colapsos en la zona del desgajamiento del cerro del Chiquihuite, donde dos personas permanecen sin ser localizadas, autoridades mexiquenses determinaron reducir el número de células de búsqueda, de ocho a tres, dada inestabilidad en el área.

Continúan desaparecidos Paola Rodríguez, de 22 años, y su hijo Jorge Dilán, de cinco, mientras que Mía, de tres años de edad, la más pequeña de la familia, fue velada este miércoles cerca del sitio donde perdió la vida y fue rescatada cuatro días más tarde por bomberos de este municipio.

El coordinador de Protección Civil del gobierno del Estado de México, Samuel Gutiérrez Macías, informó este medio día que no han sido localizados nuevos "indicios de vida" en el lugar, pese a lo cual continúa la búsqueda, aunque con un equipo más reducido.

El funcionario estatal refirió que mientras transcurren las horas, el riesgo de nuevos colapsos aumenta, debido en parte a un incremento de humedad por filtraciones.

"El material ya absorbió mucha humedad y hay nuevos agrietamientos", precisó.

Al respecto, dijo que se solicitó a la Comisión Nacional para la Prevención de Desastres (Cenapred) un nuevo dictamen técnico de la "zona cero", para medir el riesgo de las grietas que se han formado, y sostuvo que debido a ello se determinó reducir de ocho a tres las células de búsqueda, aunque las labores no están suspendidas.

Estas células ahora van acompañadas por un solo canino e ingresan de forma alternada al colapso de viviendas y derrumbe, en turnos de hora y media de labor.

Destacó también que de los 141 propietarios de viviendas que deben ser evacuadas, sólo 78 y sus familias han salido, el resto no ha querido hacerlo, por lo que nuevamente fueron notificados.

En la zona, pese al alto riesgo que presenta, es posible observar personas que ascienden o salen de sus casas, aun con los acordonamientos.

La gente tiene que identificarse para poder ingresar, mientras que arriba muchos vecinos permanecen sin moverse de sus viviendas, pues temen que si salen no los dejen volver nunca.

Si hay fiestas se suspende la búsqueda

El coordinador de Protección Civil advirtió, por otro lado, que de registrarse celebraciones con actividad pirotécnica en las inmediaciones de la zona siniestrada, durante las próximas horas, se suspenderán las labores de búsqueda, porque las ondas expansivas o ruido podrían incentivar un nuevo derrumbe.

También se suspenderán labores en el sitio si se presentan lluvias, apuntó.

Confirmó que la zona del derrumbe, donde podrían estar sepultadas dos personas más, "se ha movido", y el riesgo de nuevos deslizamientos es muy alto.

Comentarios