ISSSTE

Hospital del ISSSTE intercambia cadáveres y funeraria crema uno sin revisar

El hospital regional del ISSSTE en Puebla intercambió los cadáveres de un hombre y una mujer; la funeraria que recibió el de la mujer lo cremó sin revisar, por lo que sus familiares recibieron sólo las cenizas.
miércoles, 29 de septiembre de 2021

PUEBLA, Pue. (apro).– El hospital regional del ISSSTE de Puebla extravió el cuerpo de una mujer, pues cuando sus familiares acudieron con la funeraria que contrataron para el sepelio, descubrieron que les querían entregar el cadáver de un hombre.

Finalmente, confirmaron que el personal del nosocomio entregó el cadáver de la difunta a otra funeraria que, sin cerciorarse, la cremó.

Gerardo Ortega Méndez denunció en un noticiero de Imagen Noticias que, hasta el mediodía de este miércoles, los encargados del hospital no sabían informarle dónde había quedado el cuerpo de su madre, de nombre Inés Méndez Valdivia, quien había muerto el martes.

“Lo que yo le pregunto al doctor es ¿dónde está mi mamá?”, reclamó el hombre, quien narró que, tras la muerte de su madre, fueron citados a las 2:30 de la tarde del martes para que recibieran el cadáver para darle sepultura.

Los empleados de la funeraria le llamaron para decirle que no podían recibir el cuerpo que les entregaba el personal del hospital porque se trataba de un hombre.

Ortega Méndez relató al periodista Juan Carlos Valerio que, después de esto, habló con el doctor Eder López Mateos, quien estaba a cargo, y aunque éste le pidió disculpas, sólo le dijo que no sabía qué había pasado y que tenía que llamar a las funerarias para saber dónde estaba el cuerpo de la difunta.

Agregó que lo único que había podido esclarecer hasta ese momento era que el personal del hospital había entregado el cuerpo de su madre a una funeraria de nombre Asís, pero que no podían precisar dónde estaba o que había ocurrido.

“Acá hay un cadáver de un hombre que se supone que no han venido por él, que nadie lo reclama, supuestamente ese cadáver era el de mi mamá, pero es un hombre”, narró; “ya les dije que les hablaran a los familiares de este finado, que vengan a reconocer su muertito”.

Horas después, quedó en claro que la funeraria había llegado por el cuerpo de este hombre, pero que por error recibieron a Inés Méndez, a quien se llevaron y cumplieron con un contrato de cremación, sin haber confirmado que se tratara de la persona correcta.

Ortega Méndez se quejó, pues su familia ya sólo recibió una urna con las cenizas, que le aseguran pertenecen a su madre, sin haber tenido la posibilidad de velar el cuerpo y darle sepultura en el panteón, como pretendían.

Los familiares de la mujer de la tercera edad advirtieron que procederán legalmente contra el ISSSTE y contra el personal del hospital y de la funeraria que cometieron este error. 

Comentarios