Guerrero

Astudillo reconoce adeudo millonario con el ISSSTE y urge al Congreso local a iniciar solución

En un mensaje a medios, el gobernador de Guerrero admitió públicamente que su administración deja una deuda de más de 13 mil millones de pesos con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, la cual, remarcó, se originó en 1995.
jueves, 30 de septiembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobernador del estado de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, admitió públicamente que su administración deja una deuda de más de 13 mil millones de pesos con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), por no “enterar” el monto de las cuotas, aportaciones y descuentos retenidos a los trabajadores.

Incluso, reconoció a 15 días de que concluya su administración que este problema afecta “fundamentalmente” a los trabajadores directamente porque no se pueden jubilar y tampoco tienen acceso a créditos para vivienda y servicios de salud.

Por ello, urgió al Congreso local que autorice a “quien esté en el Ejecutivo estatal”, firmar un convenio con las autoridades del ISSSTE para resolver “de forma definitiva" la problemática estructural de adeudos para garantizar los derechos de los trabajadores y dar certeza a los ingresos del estado por participaciones federales, indicó.

Además, reprochó el hecho de que el gobierno federal le descuente al gobierno estatal 400 millones de pesos de las participaciones federales mensuales para liquidar la deuda con el ISSSTE, pero los recursos se destinan a la amortización de la deuda inicial, es decir, el pago de intereses ordinarios y moratorios.

La reacción del mandatario guerrerense se dio luego de que el pasado lunes 27, la agencia de Proceso reveló que el gobierno de Astudillo mantiene un adeudo de más de 13 mil millones de pesos con el ISSSTE, situación que perjudica directamente a los trabajadores de gobierno del estado de Guerrero, debido a que no tienen acceso a servicios de seguridad social y tampoco derecho a jubilarse, revelan documentos oficiales.

Ayer por la tarde, Astudillo se reunió con un grupo de reporteros en la residencia oficial Casa Guerrero, al oriente de la ciudad de Chilpancingo, para hablar por primera vez en público sobre el adeudo del gobierno de Guerrero con el ISSSTE, sin aceptar preguntas.

Al respecto, el mandatario dijo que el gobierno de Guerrero mantiene un adeudo con el ISSSTE que asciende a 13 mil 5 millones 619 mil 319 pesos, de los cuales, casi el 10 por ciento corresponde a su gobierno y el resto de la deuda corresponde de a sus antecesores, quienes desde 1995 dejaron de enterar al instituto federal los recursos que les descontaron a los trabajadores estatales.

Sobre el origen del adeudo millonario, Astudillo se limitó a señalar que se debe a la incorporación de trabajadores del gobierno de Guerrero al ISSSTE y “que por distintas circunstancias” las dependencias estatales dejaron de pagar al organismo federal, dijo sin explicar.

Expuso que durante los seis años de su administración que concluye el próximo 15 de octubre, el gobierno federal le descontó de las participaciones federales un monto de tres mil 77 millones de pesos, recursos que no se reflejaron en el pago actual de la deuda con el ISSSTE, sino en los intereses que genera el mismo adeudo.

Es por eso que Astudillo urgió al Congreso local que autorice al gobernador en turno que el titular del Ejecutivo estatal se convierta en deudor solidario ante el ISSSTE para establecer un convenio de pago a largo plazo, 15 años, con el propósito de evitar que los derechos de los trabajadores estatales sean perjudicados, así como las participaciones federales que recibe la administración estatal.

No obstante, Astudillo evadió explicar por qué no inició esta intención de pago con el ISSSTE desde que entró en funciones en 2015 y tampoco informó si existe un procedimiento legal para deslindar responsabilidades como lo indica la norma vigente.

El artículo 22 de la Ley del ISSSTE establece que “los titulares de las dependencias y servidores públicos encargados de realizar las retenciones y descuentos serán responsables en los términos de Ley, de los actos u omisiones que resulten en perjuicio de la dependencia o entidad, independientemente de la responsabilidad civil, penal o administrativa en que incurran”.

 

Comentarios