Inseguridad

Marcha magisterial por la paz se le sale de control al gobierno de Morelos

Los maestros, obligados a participar en esta manifestación, decidieron no solo protestar contra el ayuntamiento de Cuernavaca, sino llevar la marcha hasta el Palacio de Gobierno, debido a que responsabilizan al gobernador por la inseguridad.
martes, 12 de diciembre de 2023 · 14:41

CUERNAVACA, Mor. (apro).– Una manifestación convocada por el propio Instituto de Educación Básica del Estado de Morelos (IEBEM) contra la inseguridad en Cuernavaca, a la que los maestros fueron obligados a participar, pretendía responsabilizar totalmente al ayuntamiento del panista José Luis Urióstegui Salgado de la violencia en la capital; sin embargo, los profesores se rebelaron y concluyeron la manifestación en el zócalo, exigiendo al gobernador medidas contra la inseguridad y la renuncia del titular del IEBEM.

El jueves pasado, la profesora Alejandra Nayelli fue asesinada por dos sujetos que le robaron su camioneta en pleno centro de Cuernavaca a temprana hora. El hecho despertó la indignación del magisterio y el gobierno del estado buscó “montarse” en el enojo que provocó el hecho, por lo que este lunes se giró una circular dentro de cada escuela pública de educación básica de la zona metropolitana para convocar “a una marcha por la paz de carácter obligatorio”.

La movilización, según el documento, del cual tiene copia Proceso, fue convocada para este 12 de diciembre de 2023 a las ocho de la mañana, partiendo de la glorieta del Niño Artillero, en la colonia Las Palmas, al sur de la capital, sin decir el destino de la movilización. La circular firmada por cada director de plantel culmina con la siguiente nota: “Cabe mencionar que, si el día martes no coincide con su horario de labores, tendrán que presentarse para apoyar, se tomará pase de lista en la marcha y portar blusa o camisa blanca y pantalón azul marino”.

La multitudinaria manifestación, de unas 10 mil personas, fue encabezada por Eliacín Salgado, el director del IEBEM, así como de familiares de Alejandra Nayelli. La marcha avanzó cerca de las nueve de la mañana por la avenida Morelos y se detuvo al llegar al cruce con Cuauhtemoczin. Ahí cercaron las instalaciones del antiguo Hotel Papagayo, sede del ayuntamiento de Cuernavaca, donde Salgado, quien tiene pretensión de ser candidato a alcalde, se lanzó contra el ayuntamiento por la inseguridad que vive la capital.

Hasta ahí, los profesores se mantuvieron tranquilos. Luego, el director del IEBEM pidió a los manifestantes concluir con la marcha. Pero los profesores no se movieron. A gritos comenzaron a exigir continuar por avenida Morelos hasta el centro y bajar por Hidalgo y de ahí directo al zócalo, con el fin de protestar frente a Palacio de Gobierno, “porque Cuauhtémoc (Blanco) también tiene responsabilidad, también es su culpa la inseguridad”, reclamaron a Salgado.

El funcionario quiso deslindarse, hizo todo lo que pudo para salir del contingente, para irse, en medio del rugido de la multitud que fue creciendo: “¡Zócalo, zócalo, zócalo!” A querer o no, muy molesto porque la movilización podría costarle el puesto y la candidatura, el expriista tuvo que sumarse a una protesta en contra de su propio jefe y además hacerlo mientras varios contingentes comenzaron a exigir su salida a gritos: “¡Fuera Eliacín!¡Fuera Eliacín!”

La marcha llegó a los pocos minutos al zócalo capitalino y ahí la plancha fue ocupada por los maestros de toda la zona metropolitana. A gritos se hicieron escuchar y demandar seguridad y justicia para Alejandra Nayelli y para todo el sector.

En Temixco, por ejemplo, la escuela primaria Valentín Gómez Farías, de la colonia Rubén Jaramillo, fue asaltada este fin de semana. Las personas que hicieron el robo se llevaron hasta el último mueble de los alumnos de cuarto año. La zona ha sido calificada como de alta peligrosidad, así que los maestros decidieron suspender las clases para evitar exponer al estudiantado.

Los profesores aseguraron que ninguna autoridad del IEBEM o del gobierno del estado ha hecho nada para atender las denuncias. Este es el tercer robo que ha registrado este plantel educativo y de todos ha habido un reporte ante las autoridades, sin embargo, no hay respuesta.

De acuerdo con los profesores, en este último robo hasta metieron una camioneta al plantel, se llevaron el mobiliario, el proyector, varios micrófonos, un bafle, entre otros equipos de la escuela.

A la pregunta de qué ha hecho el gobierno municipal que encabeza Juanita Ocampo, los maestros sólo dijeron: “pobre, está rebasada, no puede hacer nada”.

 

Comentarios